Cobertura Especial: Elecciones presidenciales de México

Cobertura Especial: Elecciones presidenciales de México

Violencia electoral, imparable en Guerrero

El asesinato de un alcalde que buscaba ser diputado es el tercero en 4 días.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    No cesa la violencia contra candidatos mexicanos

    Este miércoles,  la comunidad de Coyuca dio el último adiós a un alcalde con licencia que quería ser diputado y con este homicidio ya suma una docena de políticos que corren con la misma suerte.

    (Publicado miércoles 9 de mayo de 2018)

    El candidato por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) a diputado local en el estado de Guerrero se convirtió el martes en el tercer político asesinado en territorio mexicano en tan solo cuatro días.

    Abel Montúfar Mendoza, quien también era alcalde con licencia del municipio de Coyuca de Catalán, fue hallado muerto en la parte trasera de su camioneta, confirmó la Fiscalía del estado de Guerrero.

    El político priista había acudido a hacer campaña a la comunidad de San Lorenzo, en el municipio de Ciudad Altamirano, donde fue encontrado su vehículo.

    Apenas hace unos días, Montúfar hizo público que había recibido amenazas de muerte y, pese a que se hacía acompañar por un equipo de seguridad, al parecer fue secuestrado y asesinado.

    "Que no viniera a Guerrero porque Abel Montúfar iba ser muerto, pero si soy muerto, en la lucha, porque no me rajaré", dijo entonces el alcalde con licencia al hacer públicas las amenazas.

    Pero el miércoles su féretro fue cargado por sus amigos y familiares más cercanos.

    Las autoridades estatales investigan si el homicidio está relacionado con su actividad política en Coyuca de Catalán, uno de los municipios que se ubican en el llamado Pentágono de la Amapola, actualmente en disputa por grupos criminales que se disputan el cultivo y trasiego de drogas.

    En 2016, Montúfar recibió críticas por su presunta relación con grupos de narcotraficantes, ya que habitantes de su municipio lo acusaron de haber pactado con carteles de la droga para frenar la violencia.

    El asesinato de priista se suma al de la aspirante a regidora del municipio de Ignacio Zaragoza, en Chihuahua, Liliana Zaragoza, y el del candidato a alcalde por el municipio de Tenango del Aire, en el Estado de México, por la Coalición Juntos Haremos Historia.

    Pero también es uno de la docena que se han cometido contra políticos y candidatos asesinados en Guerrero en lo que va de este proceso electoral.

    Ricardo Mejía, aspirante a diputado, está recorriendo junto a sus compañeros la región y dice que lo hacen con temor, porque están conscientes de que 27 atentados contra políticos y candidatos, sin duda, son una advertencia.

    "Son una muestra de la gran impunidad que sigue prevaleciendo en el estado donde todo mundo es vulnerable", dice Mejía.

    Actores políticos de todos los partidos, como Cuauhtémoc Salgado, ha hecho un llamado a hacer algo para detener esta pesadilla.

    "La gente ya trae mucho hartazgo, miedo, preocupación de lo que está ocurriendo", dice Salgado, uno de los políticos de Guerrero.

    Pero a pesar de ello, las campañas y las elecciones tienen que continuar aunque sus protagonistas saben que en el camino podría derramarse más sangre.