Balacera en McDonald's

Trabajador de McDonald’s de Nueva York muere tras ser baleado en disputa por papas fritas: NYPD

El trabajador de 23 años estaba en estado crítico después del tiroteo del lunes y murió el miércoles a causa de sus heridas, dijo la policía.

Telemundo

NUEVA YORK - Un trabajador de 23 años de McDonald's que fue baleado tras una presunta disputa por papas fritas frías perdió la batalla por su vida, dijo la policía el viernes al declarar su caso como una investigación de homicidio.

La policía identificó a la víctima como Matthew Webb, de Queens. Le habían disparado en el cuello y fue llevado a un hospital en estado crítico después del tiroteo del lunes. La policía dice que murió el miércoles.

Ese mismo día una segunda persona, una mujer de 18 años, fue arrestada por el caso. Camellia Dunlap, de Nostrand Avenue, está acusada de posesión criminal de armas y posesión de un arma de fuego cargada en el tiroteo del lunes por la noche frente al restaurante en Bedford-Stuyvesant.

Los policías alegan que el hombre armado le pasó el arma de fuego a ella después de dispararle a Webb.

El presunto pistolero, Michael Morgan, de 20 años, ha sido acusado de intento de asesinato y posesión de armas. Su relación con Dunlap no quedó clara de inmediato. No estaba claro si él o Dunlap tenían abogados o si se presentarían cargos mejorados contra uno o ambos.

Según una fuente policial con conocimiento directo del caso, Dunlap supuestamente discutió con el trabajador de McDonald's de 23 años sobre la temperatura de sus papas fritas. Supuestamente pensó que estaban demasiado frías.

La pelea se extendió a la calle y fue cuando la policía dijo que la mujer llamó a otro hombre, posiblemente Morgan. Poco después, se realizaron disparos, lo que provocó una escena sangrienta en la acera. Webb recibió un impacto de bala en el cuello.

McDonald's emitió un comunicado a principios de esta semana condenando la violencia.

"La seguridad y el bienestar de nuestros clientes y empleados son primordiales para nuestra organización, y la violencia no tiene cabida en nuestros restaurantes o cerca de ellos", dijo Roy Iraci, propietario y operador del restaurante McDonald's. "Estamos orando por una pronta recuperación y la salud de nuestro miembro y cooperaremos con las autoridades a medida que avance su investigación".

Una investigación está en curso.

Contáctanos