Niños regresan a clases, pero el calor de verano continúa

NUEVA YORK – Aunque los pequeños ya están por regresar a la escuela, (o quizá en su condado ya entraron) el verano aún no termina. El calor y la humedad siguen a la orden del día. 

Se espera que las temperaturas de verano se extiendan durante esta última semana de agosto hasta las primeras semanas del mes de septiembre, con máximas que superarán los 90 grados.

¡No guardes los trajes de baño aún!

Las piscinas de Nueva York al aire libre (excepto las mini piscinas) cerrarán para la temporada el domingo 9 de septiembre de 2018. Las mini piscinas y las playas públicas de nuestra área cerrarán el Día del Trabajo. 

Toma precauciones durante olas de calor

El calor extremo puede tener un impacto importante en el cuerpo. La exposición prolongada al calor extremo puede generar problemas de salud graves. Las personas mayores, niños y personas con afecciones médicas crónicas están en mayor riesgo. 

Mantén a los bebés saludables y contentos con estos tips de la Dra. Mercedes González:

Colores claros. Uno de los consejos más importantes que ofrece la Dra. Mercedes González, dermatóloga pediatra para Baby Dove, es estar pendientes de los pequeños cuando están dentro del asiento del cochecito de bebé.

"Los colores negros atrapan el calor y les provoca que suden más. Debemos procurar sacarlos del asiento para que se refresquen y su piel se mantenga seca," dice González.

Una idea para ayudar con esto es forrar el interior del cochecito con una manta de color claro.

(La temperatura dentro de un vehículo estacionado al sol puede alcanzar los 133 grados Fahrenheit en solo una hora, lo que puede ser sumamente peligroso.)

Vestimenta ligera. También es importante vestir con ropa ligera. "Cuando las temperaturas son elevadas, es mejor vestir a los pequeños con ropa ligera, de color blanco o colores claros y ropa que permita la ventilación."

Hidratación. La hidratación es clave en todas temporadas, pero más durante olas de calor. “Si estás amamantando, es importante darle el pecho con mayor frecuencia para que no se deshidraten,” aconseja González.

Bloqueador solar. Por último es vital no olvidar aplicar el bloqueador solar con frecuencia cuando los pequeños están fuera. Existe una amplia selección de protectores solares para pequeños y con frecuencia las mamás se preguntan cuál es el mejor para los niños.  

“Es importante ver los ingredientes. Al comprar un protector solar yo recomiendo que tenga un alto contenido de óxido de zinc o dióxido de titanio para su mayor efectividad. Pero hay que recordar que el bloqueador no es lo único que va a proteger a nuestros pequeños. Hay que combinar el bloqueador, con mantenerlos en la sombra, con gorra y bien hidratados,” enfatizó González. 

Contáctanos