Jennifer Vazquez

Posible exposición a hepatitis A en tienda 7-11 de Long Island

NUEVA YORK — Funcionarios del condado Nassau emitieron una advertencia luego de que un empleado de una tienda 7-11, en North Merrick, fuera diagnosticado con hepatitis A.

De acuerdo con el Departamento de Salud de Nassau, el empleado trabajaba con alimentos en el local, ubicado en la Avenida Jerusalem, en North Merrick.

Cualquier persona que comió o usó el baño entre el 1 de febrero y el 6 de marzo pudo haber estado expuesta a la enfermedad.  

El Departamento de Salud del Condado Nassau proporcionará vacunas para las personas que estuvieron potencialmente expuestas a la enfermedad. El primer evento gratuito de vacunación se llevará a cabo el domingo por la tarde en el Nassau County Community College.

"Cualquier persona que pudo haber estado expuesta al usar el inodoro, beber […] comer alimentos de 7-11 y podría beneficiarse de esta vacuna protectora", dijo la ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran. "El condado está protegiendo y siendo proactivo al ofrecer esta vacuna gratuita a quienes puedan haber estado en riesgo".

Se desencadena un choque de opiniones entre bodegueros de Nueva York por la posible legalización y la comercialización de la planta.

El Comisionado de Salud, Dr. Lawrence Eisenstein, clasificó el riesgo como bajo.

"El riesgo es bajo. Esto no es motivo de pánico, pero las personas deben tomar precauciones y proteger su salud", dijo.

Según el Departamento de Salud del estado, la "hepatitis" es una inflamación del hígado. La hepatitis A es una enfermedad hepática, contagiosa que resulta de una infección con el virus de la hepatitis A. Puede variar en severidad desde una enfermedad leve que dura unas pocas semanas hasta una enfermedad grave que dura varios meses.

El virus de la hepatitis A generalmente se transmite cuando una persona ingiere materia fecal, incluso en cantidades microscópicas, a través del contacto con objetos, alimentos o bebidas contaminadas con heces, según el Departamento de Salud del estado.

La contaminación de los alimentos puede ocurrir en cualquier punto: durante el cultivo, cosecha, procesamiento, manejo e incluso después de cocinar el alimento.

No todas las personas que están expuestas a la hepatitis A desarrollan síntomas, sin embargo, si lo hacen, los síntomas generalmente aparecen de dos a seis semanas después de que una persona está expuesta y pueden incluir fiebre, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, heces de color gris, orina oscura, dolor en las articulaciones e ictericia, dicen funcionarios de salud.

Es más probable que los síntomas ocurran en adultos que en niños.

Según el departamento de salud estatal, la mejor manera de prevenir la hepatitis A es vacunarse. Lavarse las manos con agua y jabón también ayuda a prevenir la propagación de la hepatitis A.

Contáctanos