Ataque con láser

Pilotos de Nueva York cegados por láseres con más frecuencia que nunca: informe

Aunque no ha habido un accidente de avión o un percance menor ligado a un ataque con láser, los miembros de la comunidad de vuelo dicen que esa no es razón para minimizar el peligro.

Abstract modern backgrounds lights (super high resolution)

NUEVA YORK - El problema de uso de láseres cerca de los aeropuertos de Nueva York no es noticia nueva, lo que sí preocupa a los pilotos de nuestra área es que los incidentes continúan, y con más frecuencia de lo lo que se reportan.

El sargento de policía del condado de Suffolk, John Vahey, recuerda la llamada justo antes de las 3 a. m. del 10 de mayo que envió a la policía a volar por los aires y puso en alerta máxima el tráfico aéreo cerca del aeropuerto MacArthur de Long Island.

“El piloto estaba volando en el área, preparándose para aterrizar y el avión dentro de la cabina estaba iluminado por un láser”, dijo al equipo investigativo de nuestra cadena hermana NBC, News 4 I-Team.

El piloto del helicóptero privado quedó temporalmente ciego pero logró aterrizar de manera segura. El sospechoso desapareció en la oscuridad, frustrando a las autoridades que están alarmadas por el creciente número de incidentes relacionados con punteros láser dirigidos a aeronaves.

“Están fácilmente disponibles”, dice Vahey. “Puedes pedirlos en línea y, francamente, creo que la gente estaba aburrida de estar aislada por COVID y jugar con ellos como si fueran juguetes”.

El número de incidentes va en aumento. En Long Island, la FAA informa que los ataques con láser se dispararon de cinco en 2020 a 132 en 2021, y representaron más de la mitad de los ataques en Nueva York el año pasado. En todo el estado, los informes aumentaron un 91 por ciento en 2021. A nivel nacional, el aumento fue de más del 41 por ciento.

No ha habido un accidente aéreo, ni siquiera un percance menor, debido a un ataque con láser. Pero los miembros de la comunidad aérea dicen que esa no es razón para minimizar el peligro.

“Es desorientador y como el impacto inicial de lo que sucede”, recuerda el piloto Brian Sheridan, que vive en Long Island. El instructor de vuelo Michael Canders compara la experiencia con "lámparas de flash antiguas de una cámara que se apagan y provocan una ceguera temporal".

La policía del condado de Suffolk ha rastreado a los sospechosos desde el cielo y ahora usa anteojos de protección láser, tecnología GPS y cámaras infrarrojas para darles caza.

“Podemos apuntarlo a una persona en el suelo y obtener una dirección y luego enviar unidades terrestres allí”, dice Vahey, y agrega una advertencia para los padres y cualquier persona que apunte un láser al cielo. “No es un juguete. No se los des a los niños y si lo apuntas a un avión vendremos a buscarte”.

Contáctanos