Variante omicrón

NY suspenderá las cirugías electivas en algunos hospitales tras preocupaciones por casos de la variante delta

No se han detectado casos de la variante recientemente identificada en Nueva York o el resto de los Estados Unidos por ahora.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Las cirugías no urgentes se suspenderán una vez más en partes de Nueva York debido a la disminución de la capacidad en los hospitales.
  • La gobernadora Kathy Hochul señaló que el Estado está observando de cerca un posible pico de la variante delta durante el invierno.
  • Hasta el lunes por la tarde, no se han detectado casos en Nueva York de la nueva variante Ómicron.

Algunos hospitales de Nueva York tendrán que suspender las cirugías electivas a partir del viernes debido a una preocupación por la capacidad hospitalaria tras un aumento de casos de la variante delta, dijo el lunes la gobernadora Kathy Hochul.

La gobernadora señaló que entre 32 y 36 hospitales en el norte del estado de Nueva York, que tienen una capacidad de camas inferior al 10%, deberán suspender las cirugías no urgentes. Los funcionarios de salud estatales reevaluarán esos hospitales específicos a mediados de enero.

Hasta el lunes, los hospitales del norte del estado, en la Ciudad de Nueva York, Long Island y la región de Mid-Hudson, siguen con los mayores volúmenes de camas disponibles, agregó Hochul.

En medio de los esfuerzos por contener la variante delta de larga data, surgió una nueva preocupación tras reportarse sobre una nueva variante Ómicron la semana pasada durante las vacaciones de Acción de Gracias. Un hecho que llevó a muchos condados a revisar las prohibiciones de viaje.

Los vuelos desde Sudáfrica y otros siete países del sur de África al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy estaban llenos de ciudadanos estadounidenses el lunes. Esto debido a que el lunes entró en vigencia la medida de prohibición de viajes desde estos paises a la nación busca frenar la propagación de la nueva variante de COVID-19.

Si bien no se sabe mucho sobre la variante Ómicron, los líderes del estado y la Ciudad de Nueva York dicen que están "monitoreando de cerca" la variante y afirman que no se han detectado casos en Nueva York ni en el resto de los Estados Unidos hasta el momento.

Aún no está claro cuán grande es el peligro que representa Ómicron para los neoyorquinos, vacunados o no, pero la gobernadora Kathy Hochul alentó a todos a que redoblen las medidas de precaución: usar máscaras, lavarse las manos y vacunarse.

"La vacuna también sigue siendo una de nuestras mejores armas en la lucha contra la pandemia, y esta noticia enfatiza aún más la necesidad de que cada uno de nosotros se vacune y reciba el refuerzo si está completamente vacunado", dijo Hochul.

Por otro lado, el esfuerzo por mantener el impulso de la vacunación al frente como la herramienta principal contra todas y cada una de las amenazas de las variantes lo recordó el alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, junto al alcalde electo Eric Adams durante una conferencia de prensa el lunes. Durante la conferencia el comisionado de Salud de la ciudad recomendó fuertemente el uso de la mascarillas.

El Dr. Dave Chokshi señaló que un nuevo aviso recomienda "enfáticamente" que los neoyorquinos usen tapabocas en todos los entornos públicos cerrados, independientemente del estado de vacunación y la infección previa por el COVID. El comisionado enfatizó que los primeros datos no responden a todas las preguntas sobre la transmisibilidad y la gravedad de Ómicron; es probable que surjan en las próximas semanas.

La variante Ómicron no se ha detectado en la Ciudad de Nueva York, donde la delta sigue siendo la variante más preocupante y constituye la abrumadora mayoría de los casos positivos. Pero si la nueva variante se parece en algo a la delta, la cepa que rápidamente se convirtió en la dominante debido a su transmisibilidad, las personas no vacunadas siguen siendo la mayor preocupación.

Los CDC dicen que las personas no vacunadas tienen más probabilidades de infectarse y, por lo tanto, transmitir el virus. Ha habido casos de infecciones progresivas en personas completamente vacunadas, pero es menos frecuente y es menos probable que desarrollen enfermedades graves.

La agencia de salud también recomienda usar una máscara cuando se encuentre en lugares públicos cerrados. El estado de Nueva York tiene una serie de políticas de máscaras para interiores en medio del aumento del delta, sin embargo, las personas completamente vacunadas no deben usar máscaras cuando se reúnen con sus seres queridos en casa o en otros entornos privados.

Mientras tanto, la gobernadora también declaró un Estado de Emergencia antes de posibles picos de COVID-19 debido a las variantes Delta y Ómicron. La medida, que entrará en vigor el 3 de diciembre, permitirá al Estado adquirir suministros para combatir la pandemia, aumentar la capacidad hospitalaria y combatir la posible escasez de personal. También permitiría al Departamento de Salud del estado limitar los procedimientos no esenciales y no urgentes en los hospitales.

La nueva variante, que tiene alrededor de 50 mutaciones, fue identificada por primera vez por funcionarios de salud de Sudáfrica a principios de esta semana y rápidamente fue etiquetada como una variante de preocupación por la Organización Mundial de la Salud. El viernes, la OMS nombró la variante Ómicron y advirtió que los datos preliminares sugerían que tenía un mayor potencial para evadir la inmunidad que las variantes anteriores.

El Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, enfatizó que aún no hay datos que sugieran que la nueva variante cause enfermedades más graves que las variantes anteriores de COVID-19.

"Creo que es más contagioso, cuando se observa la rapidez con la que se propagó por varios distritos de Sudáfrica", dijo Collins en "State of the Union" de CNN.

Contáctanos