Corte de Nueva York

Nueva York pagará $7 millones a hombre condenado injustamente por asesinato en 1996

Grant Williams fue exonerado en julio pasado por el tiroteo de Shdell Lewis en 1996 frente a un complejo de viviendas públicas de Staten Island.

NUEVA YORK - La ciudad de Nueva York acordó pagar $7 millones a un hombre que pasó 23 años tras las rejas por un asesinato que no cometió, dijo el lunes el contralor Brad Lander.

Grant Williams fue exonerado en julio pasado por el tiroteo de Shdell Lewis en 1996 frente a un complejo de viviendas públicas de Staten Island.

Williams, que tiene más de 50 años, obtuvo la libertad condicional en 2019. Después de ser absuelto el año pasado, presentó un aviso de reclamo, un primer paso para demandar a la ciudad. La oficina del contralor tiene la autoridad para resolver tales reclamos sin una acción judicial y ocasionalmente lo hace, incluso en la muerte de Eric Garner por estrangulamiento policial en 2014.

“Si bien ninguna cantidad de dinero puede devolver esos años al Sr. Williams o su familia, me complace que hayamos podido avanzar rápidamente hacia una resolución justa y temprana de este reclamo”, dijo Lander, un demócrata, en un comunicado.

Se envió una solicitud de comentarios a un abogado que ha representado a Williams.

El caso contra Williams se basó en gran medida en el testimonio de un par de testigos presenciales. Uno era un oficial de policía que persiguió al pistolero e inicialmente dio una descripción que no coincidía con Williams.

Los fiscales en su juicio también intentaron sugerir una conexión entre Williams y una gorra de béisbol que el tirador dejó caer en la escena, aunque nunca se analizó la gorra en busca de ADN que pudiera haber apuntado a su portador. Estaba adornado con el logo del gurpo musical Wu-Tang Clan; Williams había trabajado en el estudio de Staten Island del grupo de rap multiplatino.

Ninguna evidencia física, forense o digital vinculaba a Williams con el crimen, y algunos testigos testificaron que él no era el pistolero.

Otro testigo presencial, un amigo de la víctima, también les dijo a los investigadores que Williams no era el pistolero. Pero la policía no le dijo a los fiscales al respecto hasta después de que fue acusado.

Williams apeló sin éxito su condena durante años antes de que la oficina del fiscal de distrito de Staten Island, Michael McMahon, accediera a revisarla. Los fiscales finalmente se unieron a Williams en la búsqueda de la desestimación de su condena, diciendo que ahora creen que es inocente.

Williams les dijo a los periodistas en ese momento que nunca perdió la fe en que sería exonerado y solía decirles a otros reclusos que algún día lo verían en las noticias.

"Y hoy es ese día", dijo.


El periodista de Associated Press Michael R. Sisak contribuyó.

Contáctanos