asesino en serie

Niegan la libertad condicional por duodécima vez al asesino en serie “El hijo de Sam”

David Berkowitz fue sentenciado en 1978 a la pena máxima de prisión de 25 años a cadena perpetua por cada uno de los seis asesinatos en la Ciudad de Nueva York

AP Photo/Ted Shaffrey, file

Lo que debes saber

  • Se le negó la libertad condicional al asesino en serie “El hijo de Sam”, David Berkowitz, que aterrorizó a la Ciudad de Nueva York con tiroteos nocturnos en la década de 1970.
  • Berkowitz, de 70 años, fue rechazado después de una entrevista en la prisión de la Junta de Libertad Condicional el 14 de mayo, según información que figura en el sitio web del Departamento Correccional y Supervisión Comunitaria del estado.
  • Berkowitz aterrorizó a la ciudad con una serie de tiroteos que acabó matando a seis personas e hiriendo a siete a partir de julio de 1976. El asesino tuvo como objetivo a mujeres jóvenes y parejas sentadas en automóviles.

NUEVA YORK -- Se le negó la libertad condicional al asesino en serie “El hijo de Sam”, David Berkowitz, que aterrorizó a la Ciudad de Nueva York con tiroteos nocturnos en la década de 1970, esto después de su duodécima aparición ante la junta.

Berkowitz, de 70 años, fue rechazado después de una entrevista en la prisión de la Junta de Libertad Condicional el 14 de mayo, según información que figura en el sitio web del Departamento Correccional y Supervisión Comunitaria del estado. Los funcionarios de la agencia correccional no proporcionaron información adicional el martes.

Berkowitz aterrorizó a la ciudad con una serie de tiroteos que acabó matando a seis personas e hiriendo a siete a partir de julio de 1976. El asesino tuvo como objetivo a mujeres jóvenes y parejas sentadas en automóviles. Los periódicos lo llamaron el "Asesino del calibre .44". En notas burlonas dirigidas a la policía y a un periodista, se hacía llamar "El hijo de Sam" y decía que había recibido mensajes demoníacos para matar.

Berkowitz fue arrestado el 10 de agosto de 1977, poco más de un año después de que la primera víctima, Donna Lauria, fuera asesinada a tiros en El Bronx.

El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York formó un grupo de 200 personas para encontrar al asesino. El caso finalmente se resolvió después de que un testigo informara sobre la presencia de un hombre extraño en la calle cerca del último tiroteo. La policía revisó las multas de tránsito que se habían emitido en el área y las rastreó hasta el auto de Berkowitz y su casa en Yonkers.

Berkowitz fue sentenciado en 1978 a la pena máxima de prisión de 25 años a cadena perpetua por cada uno de los seis asesinatos. La primera vez que pudo pedir obtuvo la libertad condicional fue en 2002.

Desde entonces, Berkowitz ha expresado remordimiento y ha dicho que es un cristiano nacido de nuevo. Está detenido en el Centro Correccional de Shawangunk, una prisión de máxima seguridad a unas 60 millas (97 kilómetros) al norte de la Ciudad de Nueva York.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos