vacunación en la ciudad de nueva york

¡Prueba o consecuencias! Entra en vigor el mandato de vacunación para el personal escolar de Nueva York

A partir del lunes 4 de octubre unos 148,000 empleados de las escuelas públicas de la Ciudad de Nueva York deben presentar al menos su primera vacuna contra el COVID-19, o enfrentar una suspensión sin paga. El mandato de vacunación no incluye una opción de prueba, pero permite exenciones médicas y religiosas.

Telemundo

Lo que debes saber

  • El alcalde Bill de Blasio dijo que el mandato de vacunación de la Ciudad de Nueva York para los empleados de las escuelas públicas seguirá siendo "la regla en el futuro". Esta medida entró en vigor el lunes luego de varias solicitudes legales para bloquearla que fueron denegadas.
  • Hasta el lunes, de Blasio dijo que el 95% de todos los empleados de tiempo completo del Departamento de Educación están vacunados. Eso incluye el 99% de los directores y el 96% de los maestros, agregó.
  • El mandato de vacunación, en el sistema escolar más grande del país, no incluye una opción de prueba para aquellos que no quieren recibir sus vacunas, pero permite exenciones médicas y religiosas.

NUEVA YORK - A partir del lunes 4 de octubre unos 148,000 empleados de las escuelas públicas de la Ciudad de Nueva York deben presentar al menos su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, con exenciones médicas y religiosas, o enfrentar una suspensión sin paga. Los empleados no vacunados pueden regresar una vez que hayan recibido la dosis.

La medida entró en vigor luego de varios intentos para rebocarla y luego de que la jueza de la Corte Suprema de EE. UU., Sonia Sotomayor, denegó el viernes una solicitud de los maestros de la ciudad para bloquear el mandato de vacunación contra el COVID-19.

El alcalde Bill de Blasio dijo el lunes durante su conferencia de prensa que el 95% de todo el personal de las escuelas de tiempo completo cumplió con ese requisito de vacunación. Ese número incluye el 99% de los directores de escuelas públicas y el 96% de los maestros, dijo el alcalde.

El mandato estimuló a muchos maestros a vacunarse a medida que se acercaba la fecha límite. El presidente de la Federación Unida de Maestros, Michael Mulgrew, dijo que el 97% de los miembros de su sindicato habían recibido al menos una dosis de vacuna hasta el lunes por la mañana.

Eso es más que el viernes cuando De Blasio dijo que el 93% de los maestros habían recibido al menos una inyección. El alcalde dijo el lunes que se habían administrado casi 45,000 dosis a los empleados de las escuelas públicas desde que anunció el mandato el 23 de agosto.

Eso incluye 18,000 vacunas administradas desde el viernes pasado, una cantidad que la canciller de Escuelas de la Ciudad de Nueva York, Meisha Porter, describió como un "aumento increíble".

La fecha límite de vacunación se había retrasado de lunes a viernes después de una batalla legal entre la ciudad y un grupo de maestros que se oponen a la medida.

La decisión de la jueza Sotomayor que se dio de última hora el viernes vino por su cuenta, sin remitir el caso al tribunal en pleno.

"Al intentar combatir el virus del COVID-19, la Ciudad de Nueva York, el Departamento de Educación y el Departamento de Salud e Higiene Mental crearon una Orden Ejecutiva que impone una carga inconstitucional a los maestros de las escuelas públicas", escribieron los abogados de los maestros en su petición de 12 páginas.

La orden del estado violaría el derecho fundamental de un maestro a ejercer una profesión, dijeron los abogados al tribunal, y los maestros que no reciban la vacuna nunca podrán regresar al trabajo.

El alcalde de Blasio dijo que confiaba en que los tribunales apoyarían los esfuerzos de la ciudad para excluir al personal no vacunado de los edificios escolares, donde podrían infectar a compañeros de trabajo o niños demasiado pequeños que no cumplen los requisitos para la vacunación.

El mandato, que debió haber empezado el lunes padado, había sido bloqueado antes de esa fecha lo que llevó al alcalde por unos días a implementar la política de pruebas semanales para el personal que no estaba vacunado.

Tras la decisión del viernes que permite que la medida se implemente a partir de este lunes, Lou Gelormino, el abogado de maestros en Staten Island, dijo en un comunicado: “Estamos extremadamente decepcionados con la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos. Las voces de nuestros maestros merecían ser escuchadas. Los mandatos de vacunación para adultos no se han discutido ante la Corte en más de un siglo. Estos edictos inconstitucionales continuarán en todo el país hasta que nuestros tribunales decidan escuchar nuestro argumento de que el Gobierno ha ido demasiado lejos. Nuestros hijos son los que más sufrirán. Los maestros que aman tanto a nuestros niños ya no estarán en el salón de clases”.

El alcalde también dijo que aunque hay un porcentaje alto de maestros vacunados el distrito escolar cuenta con sustitutos que están listos en caso de una escasez de educadores.

Contáctanos