escuelas en la ciudad de nueva york

Más de 700 escuelas de NYC tendrán centros de vacunación contra el COVID-19 la próxima semana

Los funcionarios tienen como objetivo hacer que las vacunas sean lo más convenientes posible, ya que las ciudades y los estados enfrentan una creciente presión para proteger a los jóvenes no vacunados y a otras personas de la amenaza constante que representa la variante delta.

Telemundo

Lo que debes saber

  • Todas las escuelas públicas de la Ciudad de Nueva York que tengan estudiantes elegibles para la vacunación de 12 años en adelante tendrán centros de vacunación cuando vuelvan a abrir por completo el lunes para el aprendizaje en persona, anunció el jueves el alcalde Bill de Blasio.
  • Los funcionarios tienen como objetivo hacer que las vacunas sean lo más convenientes posible, ya que las ciudades y los estados enfrentan una creciente presión para proteger a los jóvenes no vacunados y a otras personas de la amenaza constante que representa la variante delta.
  • El anuncio del jueves marca una expansión de las políticas COVID de las escuelas de la Ciudad de Nueva York por parte de Blasio, especialmente en lo que se refiere al acceso a la vacunación, pero no llega al nuevo plan presentado en Los Ángeles, que exige la vacunación para los estudiantes elegibles.

NUEVA YORK -- Todas las escuelas públicas de la Ciudad de Nueva York que tengan estudiantes elegibles para la vacunación de 12 años en adelante tendrán centros de vacunación cuando vuelvan a abrir por completo el lunes para el aprendizaje en persona, anunció el jueves el alcalde Bill de Blasio.

Eso equivale a más de 700 edificios escolares en los cinco condados la próxima semana. El mismo proceso se aplicará dos semanas después, cuando los estudiantes de 12 años en adelante sean elegibles para sus segundas inyecciones. Los funcionarios tienen como objetivo hacer que las vacunas sean lo más convenientes posible, ya que las ciudades y los estados enfrentan una creciente presión para proteger a los jóvenes no vacunados y a otras personas de la amenaza constante que representa la variante delta.

De Blasio ya ha exigido al menos una dosis de vacuna para cada miembro del personal del Departamento de Educación (o DOE por sus siglas en inglés) de la Ciudad de Nueva York antes del 27 de septiembre. Las autoridades dicen que al menos el 72% del personal del DOE cumple con ese estándar en este momento. El alcalde dijo que todos los trabajadores de cuidado infantil en los sitios contratados por la ciudad deben estar parcialmente vacunados para la misma fecha.

Hasta la fecha, el 65% de los jóvenes de 12 a 17 años han recibido al menos una dosis de vacuna, dijo de Blasio el miércoles. Dice que eso es "más alto" que el promedio nacional, pero aún mucho más bajo que los números que él y muchos otros quisieran ver.

El anuncio del jueves marca una expansión de las políticas COVID de las escuelas de la Ciudad de Nueva York por parte de Blasio, especialmente en lo que se refiere al acceso a la vacunación, pero no llega al nuevo plan presentado en Los Ángeles, que exige la vacunación para los estudiantes elegibles.

Entre otras precauciones, el DOE de la ciudad ha presentado una lista de políticas de COVID-19 nuevas y revisadas que consideran tanto la vacunación como los factores variantes delta en un esfuerzo por priorizar la seguridad y minimizar las interrupciones en el aprendizaje en persona.

Se requerirán máscaras en las escuelas de Nueva York en todo el estado por orden de la gobernadora Kathy Hochul, quien tambien ha ordenada una vacuna o un mandato de prueba semanal para los educadores estatales y ha dicho que está trabajando para implementar una política más parecida a la de la Ciudad de Nueva York.

Tanto ella como de Blasio dicen que Nueva York ha centrado durante mucho tiempo sus esfuerzos de vacunación en los más vulnerables. Ahora se dirigen específicamente a los jóvenes elegibles, especialmente dada la investigación reciente de los CDC sobre las tasas de hospitalización entre los niños no vacunados.

Hoboken exigirá vacuna o prueba negativa semanal a estudiantes de Pre-K a 12.

Hochul dijo hace un día que si los recuentos de casos graves relacionados con el delta continúan aumentando en todo el estado y amenazan con poner en peligro la viabilidad de la educación en persona, podría considerar exigir las vacunas contra el COVID-19 para los niños elegibles, ya que el estado exige vacunas para el sarampión, las paperas, polio, varicela y otras enfermedades.

Las tasas diarias de positividad se han estabilizado más o menos desde el último aumento de casos impulsado por delta en la mayoría de las regiones de Nueva York, aunque aún no se han producido descensos significativos de forma sostenible. Los aumentos de hospitalización también parecen haberse estancado, aunque el total de admisiones en todo el estado todavía se encuentra alrededor de los niveles de principios de mayo.

Hochul calificó esos números como "preocupantes" el miércoles, pero dijo: "Si podemos evitar que suban, estaremos bien". Si la situación cambia drásticamente, lo que la gobernadora señaló que puede hacer "de la noche a la mañana", se reserva el derecho de considerar medidas más dramáticas para preservar la capacidad hospitalaria en todo el estado.

A nivel nacional, algunos estados están luchando mucho más, especialmente donde las tasas de vacunación son bajas. Más del 95% de todos los condados de los EE.UU. son considerados áreas de "alta tasa de transmisión" por los CDC. Florida se encuentra en las garras de la ola más letal de la pandemia hasta el momento, mientras que Idaho ha comenzado a racionar su atención médica en medio de su actual aumento de COVID.

El presidente Joe Biden ha planeado un importante discurso de COVID para el jueves en el que se espera que describa un esfuerzo federal de seis frentes para impulsar las vacunas y frenar la variante delta en aumento que todavía está matando a miles de estadounidenses cada semana.

La medida llega a días de que inicien las clases.

Se espera que detalle los planes para aumentar las pruebas de virus en las escuelas en un esfuerzo por mantenerlas abiertas de manera segura, así como anunciar un nuevo requisito de vacuna para todos los trabajadores del poder ejecutivo federal, dijo a NBC News una fuente familiarizada con los planes.

La acción vendrá en forma de una orden ejecutiva y también se extenderá a los contratistas que trabajan con el gobierno de los EE.UU.

"Sabemos que el aumento de las vacunas detendrá la propagación de la pandemia, controlará la pandemia y devolverá a la gente a la vida normal", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, antes del discurso del presidente. "Ese es nuestro objetivo. Por eso queremos ser específicos sobre lo que estamos tratando de lograr ".

Más de 208 millones de estadounidenses han recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19 y 177 millones están completamente vacunados, pero los casos confirmados del virus se han disparado en las últimas semanas a un promedio de alrededor de 140,000 por día con un promedio de alrededor de 1,000. Los estadounidenses mueren a diario por el virus, según datos de los CDC.

La inmensa mayoría de los nuevos casos graves se producen entre personas no vacunadas.

Contáctanos