PETA

Manifestantes por los derechos de los animales sorprenden en Nueva York con ropa que simula piel humana

PETA retomó así una campaña, que lanzó en su web en diciembre del año pasado, contra Urban Outfitters, que se llama "urbanoutraged" (un juego de palabra entre el nombre de la marca y enfurecido).

EFE

NUEVA YORK -- La organización defensora de los animales PETA vistió este miércoles a tres mujeres con ropa que parecía piel humana -en las que se veían orejas, narices, bocas y dientes- para protestar frente a una tienda neoyorquina de la popular cadena de ropa Urban Outfitters contra la venta de mercancía confeccionada con pelo y pieles de animales.

La organización simuló hoy un desfile de moda frente a la tienda en Herald Square en la calle 35 de Manhattan con modelos que lucieron una cazadora, un bolso, un pantalón, una falda, un bolso y unos zapatos con dientes y encías que simular estar hechos con piel y pelo humano, una escena macabra que parecía sacada de una película de horror y que hizo que muchos que pasaban por la congestionada calle se detuvieran.

"Esto es parte de la campaña contra Urban Outfitters, para concienciar a la gente de que los animales cuya piel se usa como ropa, como las vacas, sufren tanto como nosotros: sienten dolor, sienten miedo, y es espantoso y cruel usar sus cuerpos como ropa", dijo a EFE la directora adjunta de PETA, Ashley Byrne.

PETA retomó así una campaña, que lanzó en su web en diciembre del año pasado, contra Urban Outfitters, que se llama "urbanoutraged" (un juego de palabra entre el nombre de la marca y enfurecido).

El portal simula una tienda online en la que organización "vende" pantalones, faldas, vestidos, correas, bolsos, cazadoras y zapatos que perecen hechos de piel humana -como el visto hoy en la protesta-, para desincentivar a que la gente compre productos hechos de animales.

Byrne indicó que varios grandes almacenes -como Macy´s y marcas del mundo de la moda como Prada, Gucci o Diane Von Furstenberg- han dejado de vender o usar productos derivados de animales. Sin embargo, afirma, muchas empresas "son mucho más lentas" a la hora de adoptar estas políticas.

"Ahora los clientes se preocupan por la crueldad hacia los animales y por el medio ambiente, por lo que las empresas se están dando cuenta de esto y muchas están comenzando a eliminar estos productos o sus líneas", señaló Byrne, quien lamentó que millones de animales mueran cada año para su piel y pelo ser usados en la industria de la moda.

Byrne destacó que "a veces una solo pieza necesita de varios animales para ser confeccionada" y recordó que hay materiales "amigos del medio ambiente" que son duraderos, que están de moda, libres de animales, como piñas, uvas, cactus y una variedad de otros materiales "y nadie necesita morir".

Contáctanos