Harvey Weinstein

Juicio: Weinstein habría intentado frenar denuncias de abuso usando agencia de espionaje

Se reconoció un documento que, una vez aceptado como prueba, fue ampliado en pantalla.

TLMD-Harvey-juicio-13120-EFE

El caso por abusos sexuales contra el productor Harvey Weinstein abordó este jueves sus gestiones para investigar a través de la firma vinculada con el espionaje israelí Black Cube a mujeres que lo habían denunciado, como la actriz Annabella Sciorra, a quien describió en un correo como "persona de interés".

La sesión de hoy duró menos de tres horas y destacó la rapidez de los interrogatorios de la Fiscalía y la defensa a cuatro testigos, que aportaron información circunstancial de testimonios previos o identificaron documentos que después fueron introducidos como pruebas.

Uno de ellos fue el abogado Dev Sen, un empleado del bufete Boies Schiller que intermedió cuando Weinstein contrató en julio de 2017 a Black Cube, una firma con la que, según informaron meses después The New York Times y The New Yorker, el productor intentó frenar las denuncias de abusos sexuales que se estaban preparando en su contra.

Se reconoció un documento que, una vez aceptado como prueba, fue ampliado en pantalla: era un correo electrónico de Weinstein a Black Cube en el que describía como "personas de interés" a los contactos de una lista que estaban marcados con una "alerta roja".

La lista estaba parcialmente tachada por confidencialidad pero se podía ver destacado en color rojo el nombre de la actriz Annabella Sciorra, que ha acusado al productor de violarla en su apartamento a principios de los años noventa y la semana pasada testificó sobre ese incidente, llamada por la Fiscalía para reforzar el caso.

La Fiscalía del Distrito del Condado de Los Ángeles presentó cargos penales contra el productor de cine Harvey Weinstein.

La brevísima intervención del testigo, de apenas cinco minutos, contrastó con la discusión que mantuvieron las partes con el juez sobre él, en la que se escuchó a la fiscal Joan Illuzzi-Orbon señalar la relevancia de Black Cube para mostrar cómo Weinstein "investigaba" a sus oponentes, incluidos "periodistas".

Respecto a los otros testimonios, el exnovio de una de las supuestas víctimas, Dawn Dunning, confirmó que llegó "consternada" a casa la noche del incidente de 2004 en el que Weinstein la recibió vestido con una bata en un hotel y supuestamente le ofreció trabajo a cambio de sexo.

No obstante, el hombre contestó a los abogados del productor, que este jueves fueron especialmente incisivos en sus interrogatorios, que la mujer no le mencionó nada sobre la supuesta agresión sexual previa ni se mostró asustada o preocupada de cara a esa segunda reunión.

También se llamó a la directora de casting Monika Mikkelsen, que explicó que la película "Pulse", en la que Weinstein supuestamente ofreció un papel a Dunning en el primer encuentro, estaba producida por su hermano, Bob Weinstein, quien tomaba las decisiones, y ese rol ya había sido adjudicado mucho tiempo antes.

Por su parte, el exmánager del restaurante Cipriani donde trabajaba la testigo Tarale Wulff reveló a la defensa que no recordaba haber visto a Weinstein llevarla a un lugar apartado antes de que las fiscales le "recordaran" ese suceso, y señaló que en una ocasión fue capaz de confrontarle a él, un hombre corpulento.

El juicio continuará el viernes con el testimonio de una de las denunciantes del caso, Jessica Mann, y a falta de conocer el relato de otra de las supuestas víctimas con las que la Fiscalía busca alegar actitud "depredadora", el magistrado James Burke señaló que el proceso "podría ser más corto de lo anticipado".

EFE
Contáctanos