CINE LATINO

‘In the Heights’ crea esperanza sobre un avance en el cine latino

El entusiasmo por la película In the Heights ha traído grandes expectativas para los latinos en los Estados Unidos que históricamente no han sido representados ni encansillados en el mundo de la cinamatografía.

Telemundo

Lo que debes saber

  • El entusiasmo por la película "In the Heights" ha traído grandes expectativas para los latinos en los Estados Unidos que históricamente no han sido representados ni encansillados en el mundo de la cinamatografía.
  • "In the Heights", que se estrena el viernes, es una adaptación del musical ganador del premio Tony de Lin-Manuel Miranda y Quiara Alegría Hudes sobre las esperanzas y luchas de los residentes del vecindario de Washington Heights en Manhattan.
  • Los latinos siempre han liderado la taquilla, sin embargo, solo representan el 4.5% de todos los personajes que hablan en el filme o son nombrados y solo el 3% de los actores principales o coprotagonistas.

NUEVA YORK - El entusiasmo por la película In the Heights ha traído grandes expectativas para los latinos en los Estados Unidos que históricamente no han sido representados ni encansillados en el mundo de la cinamatografía. Sin embargo, con In the Heights y los próximos estrenos como Cenicienta con la cantante cubanoamericana Camila Cabello, The Hitman’s Wife’s Bodyguard con la estrella mexicana Salma Hayek y el resurgimiento de Steven Spielberg de "West Side Story", es solo el comienzo de una serie de producciones que colocan a los latinos de primera.

In the Heights, que se estrena el viernes, es una adaptación del musical ganador del premio Tony de Lin-Manuel Miranda y Quiara Alegría Hudes sobre las esperanzas y luchas de los residentes de Washington Heights en la Ciudad de Nueva York. Dirigida por Jon M. Chu ("Crazy Rich Asians"), muchos esperan que marque un nuevo comienzo en la pantalla grande para el grupo minoritario más grande del país, uno que refleje los cambios que ya han ocurrido para los actores y creadores afroamericanos y asiáticos.

“Sabes, cada década hay, '¿Esta película se abrirá paso? ¿O este estilo musical en particular se abrirá paso? ¿O este artista o cantante en particular? ¿Van a abrir las puertas para una especie de explosión?”, dice Jimmy Smits, quien es de ascendencia puertorriqueña. “Creo que la dinámica en este momento en términos de dónde estamos culturalmente, solo en términos de nuestra población, y el poder económico potencial que tenemos…el universo se alineó de una manera agradable".

"Tienes este hermoso collage de personas en la comunidad", dice Smits, la estrella de NYPD Blue y West Wing que interpreta a Kevin Rosario, padre soltero y propietario de un servicio de taxi, en In the Heights. “Es la experiencia de los inmigrantes la que ha sido parte del tejido de este país desde que comenzó. Y es positivo. Así que lo necesitamos ahora mismo después de la pandemia".

John Leguizamo está de acuerdo.

“Creo que In the Heights va a ser eL proyecto que finalmente cambiará todo”, dice el actor y dramaturgo de ascendencia colombiana, quien comenzó su carrera en cine y televisión pero, como Miranda, encontró un lugar para contar su historias - y validación de este trabajo - dentro y fuera de Broadway.

Leguizamo, quien ganó un premio Tony especial en 2018 por su compromiso de traer diversas historias y audiencias a Broadway a través de sus espectáculos individuales, que incluyen Freak, Ghetto Klown y Latin History for Morons, dice que ha estado presentando historias a Hollywood durante más de 30 años.

"Empecé a creer que tal vez no sé cómo escribir, tal vez simplemente no sé cómo lanzar, porque todas mis historias fueron rechazadas", dice. “Y luego comencé a darme cuenta, '¡Dios mío, es porque era contenido latino!' No sabían qué hacer con él.

"No estaban rechazando mi capacidad, estaban rechazando mi cultura".

Encontró el éxito en el escenario "porque no hay porteros en el teatro", dice. “Solo necesitaba escribir algo genial, conseguir que alguien lo produjera y el público estaba tan hambriento de ello. ¡Se estaban muriendo por verse a sí mismos!".

Casi 60 millones de hispanos vivían en los Estados Unidos a partir de 2018, estima la Oficina del Censo. Y muchos son aficionados al cine devotos: los latinos han liderado constantemente la taquilla, alcanzando el 29% de las entradas vendidas, según el último informe de la Motion Picture Association sobre los espectadores.

Sin embargo, solo representan el 4.5% de todos los personajes que hablan o son nombrados dentro de las producciones y solo el 3% de los actores principales o coprotagonistas, según un estudio de 2019 de 1,200 películas populares de 2007 a 2018 realizado por la Iniciativa de inclusión de Annenberg.

El reconocimiento de los premios también ha sido esquivo. Los Oscar de este año presentaron una lista diversa de nominados, pero no artistas latinos.

“Creo que nuestra ausencia en los Oscar fue espantosa”, dice Leguizamo. “(Pero) los Oscar son el síntoma; la enfermedad es Hollywood. Necesitamos más ejecutivos latinos que tomen decisiones”.

En 1951, el puertorriqueño José Ferrer se convirtió en el primer actor latino en recibir un Premio de la Academia por su papel principal en Cyrano de Bergerac. En la misma década, Anthony Quinn, nacido en México, obtuvo dos premios al mejor actor de reparto, por ¡Viva Zapata! (1953) y Lust for Life (1957). La puertorriqueña Rita Moreno se convirtió en la primera latina en obtener el premio a la mejor actriz de reparto en 1962 como Anita en West Side Story.

Desde entonces, solo un latino más ha sido reconocido en la categoría de actor de reparto: el puertorriqueño Benicio del Toro por Traffic del 2000. Los españoles Javier Bardem y Penélope Cruz obtuvieron premios de papeles secundarios en 2008 y 2009, por No es país para viejos y Vicky Cristina Barcelona, respectivamente. La actriz keniana Lupita Nyong’o, que nació en México, ganó el mismo premio en 2014 por 12 años de esclavitud.

Ninguna latina ha ganado el premio a la mejor actriz en los Oscar, y pocas incluso han sido consideradas. Hayek fue nominada por la película en inglés Frida, pero otros contendientes compitieron por actuaciones en películas en idiomas extranjeros: Fernanda Montenegro por Central Station de Brasil, Catalina Sandino Moreno por Maria Full of Grace de Colombia y Yalitza Aparicio Roma de México.

Moreno, ganadora de un Emmy, Grammy, Oscar y Tony cuya carrera abarca siete décadas, dice que ha visto un gran progreso para las mujeres y otras minorías en Hollywood.

"Lo que todavía me preocupa poderosa y profundamente es que los hispanos no se han apoderado de nuestra profesión", dice en una entrevista antes del lanzamiento del documental Rita Moreno: solo una chica que decidió hacerlo. "No sé qué diablos está mal. No sé qué no está funcionando bien. La comunidad negra lo ha hecho increíblemente, y no tengo nada más que la más profunda admiración por la comunidad profesional negra. Lo han logrado. Y creo que podemos aprender algunas lecciones de ellos. Pero, ¿dónde está nuestra "luz de luna"? ¿Por qué no avanzamos? "

Moreno señaló que la identidad hispana a menudo tiene sus raíces en países específicos.

"Es muy complicado. La gente olvida que no solo somos hispanos ”, dice. “Quizás la respuesta, o el principio de la respuesta, se encuentre en algún tipo de cumbre”.

A los 89 años, y a pesar de todos los títulos que llegarán este año, no espera que esto suceda en su vida: “Mi edad lo prohíbe. Pero estoy seguro de que espero que suceda algo. No puedo creer que todavía estemos luchando como estamos".

Detrás de la cámara, muchos artistas latinoamericanos han sido reconocidos en los Oscar en diferentes áreas, la más reciente y destacada es “Los Tres Amigos”: Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro, todos directores mexicanos ganadores del Oscar.

Leguizamo, quien ha sido muy elocuente sobre la falta de representación en Hollywood, los incluye cuando se trata de representación y logros: “Son de nuestra cultura y son como nosotros. Solo desearía que fuera más fácil triunfar en Estados Unidos como artista latino”.

Sin embargo, dice que ha visto un cambio importante durante la pandemia de COVID-19 y con el surgimiento del movimiento Black Lives Matter.

"Los estudios se despertaron", dice Leguizamo, que ahora está en conversaciones para dirigir algunos proyectos, incluido uno que ha escrito. “Creo que todo el mundo está haciendo movimientos para convertirse en inclusivos. Lo veo desde pequeños productores, directores en sus oficinas, en su casting. Lo veo en Viacom. Lo veo en Univision. Lo veo en Netflix. ¡Lo veo en todas partes!"

El público también lo hará, a partir de este verano con lanzamientos como The Forever Purge de Everardo Gout con Ana de la Reguera (ambas mexicanas); OLD de M. Night Shyamalan, con el actor mexicano Gael García Bernal y No Sudden Move de Steven Soderbergh con Benicio del Toro.

West Side Story de Spielberg, programada para el 10 de diciembre, incluye un elenco latino en esta ocasión. Muchos "puertorriqueños" en el original eran actores blancos con maquillaje marrón y, aunque tuvo un gran éxito, la película de 1961 también fue criticada por retratar a los latinos de una manera estereotipada.

Más allá de eso, los estudios están trabajando en una nueva versión de El padre de la novia con la estrella de la música Gloria Estefan junto a Andy García (ambos cubano-estadounidenses). Encanto, la primera película de Walt Disney Animation Studios codirigida por una mujer latina, Charise Castro Smith, que trata de una joven colombiana que se siente frustrada por ser el único miembro de su familia sin poderes mágicos, también se estrenará este año.

“A veces es aterrador”, dice Castro Smith, quien es de ascendencia cubana, “pero también es una de las razones por las que decidí hacer esto, porque significa muchísimo para mí que los niños pequeños de todo el mundo puedan verse a sí mismos y ver ellos mismos representados de una manera positiva y se sienten vistos".

Anthony Ramos, quien lidera el elenco de In the Heights como Usnavi, el personaje originalmente interpretado por Miranda en el escenario, dice que "ahora es un momento increíble y hermoso en el que podemos capitalizar que Hollywood sea receptivo a lo que sucede naturalmente en las calles."

Spike Lee y Black Panther ayudaron a allanar el camino para que Miranda "se escribiera a sí mismo en la historia", dice Ramos. "Nadie iba a escribir esta parte para él".

En cuanto a Miranda, quien se convirtió en una superestrella con el éxito de Broadway Hamilton y desde entonces ha estado trabajando también en televisión y cine, dice que "la forma en que el tiempo se ha puesto al día con In the Heights creo, "es que hemos aprendido personas de color para construir una coalición alrededor de nosotros mismos y defendernos a nosotros mismos".

"Somos parte de una serie más amplia de voces", dice Miranda. “Recuerdo lo importante que fue para mí apoyar el fin de semana inaugural de Black Panther, apoyar el fin de semana inaugural de Crazy Rich Asians, votar con mi billetera, apoyar el fin de semana inaugural de Minari. Si quieres historias más nuevas y ricas más allá de las que has escuchado, votas con tu billetera en esas cosas".

Contáctanos