Entérate qué son las calorías y cómo te afectan

La noción de caloría sirve para explicar el funcionamiento del proceso alimenticio

11 fotos
1/11
Shutterstock
Las calorías son necesarias, pero no deben ser abusadas.
2/11
Shutterstock
La energía obtenida a partir de los nutrientes aportados por los alimentos consumidos se convierte en calorías o, con mayor precisión, en kilocalorías (miles de calorías). El cuerpo emplea las calorías en enfermedades, situaciones de estrés y procesos del metabolismo.
3/11
Shutterstock
La caloría se emplea como un índice para medir la energía de los alimentos ingeridos y poder así elaborar dietas adecuadas y a menudo "bajas en calorías" que permitan bajar de peso corporal a quienes se ha diagnosticado sobrepeso.
4/11
Shutterstock
Todos los alimentos aportan calorías a nuestro organismo. Es esencial conocer la distribución de los macronutrientes en cada alimento y la cantidad de calorías por gramo que aportan: un gramo de carbohidratos y de proteínas equivalen a 4 calorías cada uno y un gramo de grasas a 9 calorías, mientras que el alcohol, 7.
5/11
Shutterstock
El número de calorías presentes en un alimento debe especificarse en su etiqueta, para informar cuál es el valor energético de la comida. A veces se juzga erróneamente a los alimentos y se ingieren más calorías de las pensadas.
6/11
Shutterstock
Se considera que el valor medio de calorías requerido por cada persona oscila al día entre 1,800 y 2,200. Las calorías no son malas, son necesarias para tener energía, pero comerlas en exceso y no quemar lo suficiente con ejercicio físico puede producir aumento de peso.
7/11
Shutterstock
La cantidad de calorías necesarias no es la misma para cada individuo; depende de distintos factores, como la edad (a más edad, menos necesidad de calorías), el género (los hombres suelen necesitan más calorías que las mujeres por tener mayor masa muscular) y la estatura (a mayor estatura, mayor cantidad de calorías).
8/11
Shutterstock
Para no sufrir desequilibrios ni en peso ni en nutrientes, hay que ingerir las calorías de una forma determinada. Los carbohidratos deberían representar el 50% de la energía total, las grasas no deben suponer más del 35% y las proteínas, tanto de origen animal como vegetal, deben aportar el 15%.
9/11
Shutterstock
Cuanto más agua contenga un alimento, menos energías aporta; en el caso de las verduras, casi el 95% de su peso es húmedo. En cambio, productos como el pan y los frutos secos poseen un valor energético alto, dada la pequeña proporción de líquido en su composición. Las grasas son los nutrientes que más calorías suman, entre ellos los aceites, la mantequilla y la margarina.
10/11
Shutterstock
Muchas gente ha desarrollado una obsesión con respecto al contenido calórico de los alimentos. El motivo principal es que actualmente hay acceso a mucha información sobre los efectos de las comidas en la salud y su relación con enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión y los trastornos cardiovasculares. Conoce la dieta 'Mediterránea', excelente para cardíacos
11/11
Shutterstock
Si las calorías que se consumen son superiores a las que se gastan, se acumulan en forma de grasa en el tejido adiposo. El contenido calórico de los alimentos se calcula siempre en base a 100 gramos. Las llamadas calorías basura o calorías vacías son las provenientes de alimentos con escaso valor nutritivo, como los refrescos azucarados o las bebidas alcohólicas. Visita la página oficial en español de nutrición del gobierno de EEUU.
Contáctanos