marihuana recreativa en Nueva York

Crecen ventas de la marihuana recreativa en territorios de nativos americanos de NY

Nueva York legalizó la marihuana recreativa para adultos hace un año, aunque las ventas minoristas en todo el estado parecen estar lejos.

Telemundo

Lo que debes saber

  • A medida que Nueva York avanza hacia el lanzamiento de un mercado minorista de marihuana, las ventas de cogollos de la planta y comestibles ya están floreciendo en algunos territorias de nativos americanos en todo el estado.
  • Muchas de estas tiendas son pequeñas y están lejos de las grandes ciudades.
  • Nueva York legalizó la marihuana recreativa para adultos hace un año, aunque las ventas minoristas en todo el estado parecen estar lejos.

NUEVA YORK -- A medida que Nueva York avanza hacia el lanzamiento de un mercado minorista de marihuana, las ventas de cogollos de la planta y comestibles ya están floreciendo en algunos territorias de nativos americanos en todo el estado.

Las tiendas se encuentran en la carretera principal que atraviesa el lado estadounidense del territorio Mohawk que se extiende a ambos lados de la frontera con Canadá. En Finger Lakes, la Nación Cayuga vende marihuana en dos tiendas. Los nativos americanos han abierto más tiendas en el oeste de Nueva York en el territorio de Séneca.

Muchas de estas tiendas son pequeñas y están lejos de las grandes ciudades, y existe una disputa interna sobre la legalidad de alrededor de una docena de operaciones en la Reserva St. Regis Mohawk. Pero las ventas muestran cómo los nativos americanos han podido acceder temprano a lo que se espera sea un mercado estatal multimillonario. Los nativos americanos lo llaman una expresión de su soberanía y una forma de traer actividad económica muy necesaria a su territorio.

“Creo que esta es una válvula de alivio para nuestros visitantes, nuestros amigos, nuestras familias”, dijo William Roger Jock, socio de Good Leaf Dispensary en el territorio que los mohawks llaman Akwesasne. “Nos han pisoteado durante tanto tiempo y que suceda algo así, es casi liberador”.

Jock se paró junto al mostrador de Good Leaf una tarde reciente mientras los clientes miraban los frascos de vidrio de Master Kush y Bubblehead. Llamó a los productos “100% nativos”.

Nueva York legalizó la marihuana recreativa para adultos hace un año, aunque las ventas minoristas en todo el estado parecen estar lejos.

Los funcionarios estatales dicen que las ventas iniciales podrían comenzar a fines de año bajo un programa que proporciona las primeras licencias a las personas afectadas por condenas relacionadas con la marihuana. Se esperan regulaciones para todo el mercado de uso para adultos este verano.

En contraste, el Consejo Tribal Saint Regis Mohawk, que gobierna en el lado estadounidense de Akwesasne, adoptó una ordenanza de uso de marihuana para adultos en junio pasado que permite que las licencias comerciales se otorguen a los miembros de la tribu. El consejo dijo en una declaración preparada que “hay un breve período de tiempo para que los negocios de cannabis con licencia tribal abran antes que en otras áreas del estado de Nueva York”.

Pero las tiendas comenzaron a abrir el año pasado sin licencias del gobierno tribal. Jock y otros dicen que sus operaciones están aprobadas por la casa comunal, una institución comunitaria, política y espiritual tradicional.

La carretera principal de la reserva ahora cuenta con tiendas de marihuana cerca de otras que venden cigarrillos y gasolina a bajo costo. Los nuevos negocios atraen a clientes como Nick Brooks, quien recientemente compró comestibles de marihuana mientras regresaba de un viaje a Home Depot.

"Ha estado en mi cabeza durante dos meses, '¿Dónde puedo conseguir comestibles?' Y no sabía a dónde ir, pero simplemente pasamos", dijo.

Las primeras licencias para vender marihuana recreativa en Nueva York serán para personas que fueron víctimas de la guerra contra las drogas, según funcionarios estatales.

El año pasado, el gobierno tribal intentó sin éxito en los tribunales cerrar siete dispensarios que, según dicen, abrieron ilegalmente. Este mes, emitieron órdenes de cese y desistimiento contra seis operaciones más, aunque al menos algunas de las tiendas parecían estar todavía abiertas esta semana.

Los dispensarios en el lado canadiense del territorio Mohawk están regulados por separado.

La marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal, aunque Nueva York y otros 17 estados han legalizado la marihuana recreativa. Los Mohawk, al igual que las tribus de Michigan y otros estados, establecen sus propias normas. Los funcionarios de Nueva York dicen que los dispensarios son legales si están en tierras tribales soberanas reconocidas por el gobierno federal.

“Es legal de la misma manera que lo es en los estados”, dijo Heather Trela, experta en políticas de marihuana del Instituto Rockefeller de Gobierno en Albany. “Obviamente, sigue siendo ilegal a nivel federal y tienen que asegurarse de no volverse locos con los reguladores federales”.

No está claro cuántas operaciones de cannabis de nativos americanos se han abierto en todo el estado o cómo obtienen su producto. La gran mayoría de los operadores se negaron a responder preguntas de The Associated Press.

Pero está claro que hay más en camino.

Aceptan solicitudes para licencia de venta de Marihuana en Nueva York

Una nueva y reluciente “supertienda” llamada Budders está en camino de abrir a lo largo de la avenida principal de la reserva Mohawk a mediados de abril, con una licencia tribal. El director ejecutivo, Ryan White, no pareció inmutarse por la competencia existente, y dijo que el tamaño de la tienda y la selección de productos regulados y cultivados localmente les darán una ventaja a largo plazo.

“Sabemos que hay un gran mercado para el cannabis”, dijo White. “Vemos entrar a personas que se encuentran a 50 millas de distancia. Vienen por gasolina y por productos de tabaco, y también vamos a apuntar a ellos”.

La Nación Cayuga, que ya vende marihuana en dos de sus tiendas en Finger Lakes, planea abrir una instalación de cultivo antes de que finalice el año. El negocio del cannabis “es el próximo paso para expandir y diversificar las oportunidades económicas de la Nación Cayuga”, dijeron en una declaración preparada.

Y cerca del extremo este de Long Island, la tribu Shinnecock Indian Nation está trabajando con dos empresas externas en una instalación de cultivo y un dispensario. TILT Holdings, con sede en Phoenix, proporcionará servicios de administración y hasta $18 millones para la operación a lo largo de la carretera principal hacia los Hamptons, a unas 70 millas (113 kilómetros) al este de la Ciudad de Nueva York.

Ya aprobado para la venta de marihuana medicinal, el negocio de cannabis de la tribu, Little Beach Harvest, buscará una licencia de venta recreativa de los reguladores tribales.

Chenae Bullock, miembro de la nación y directora general de Little Beach Harvest, dijo que la operación proporcionará los ingresos y los empleos necesarios para las personas en el territorio, muchas de las cuales viven en la pobreza en un área que es sinónimo de riqueza.

“El objetivo final es sostener a las personas que han sido oprimidas durante 400 años”, dijo.

Contáctanos