mes de la herencia afroamericana

Los lazos históricos entre un vecindario en Long Island y la esclavitud

Un vecindario de Long Island ahora rico que se fundó en el siglo XVII tiene una historia larga, y parte de esa historia solo se ha explorado en raras ocasiones: su conexión con la esclavitud.

NBC Universal, Inc.

Lo que debes saber

  • Un vecindario de Long Island ahora rico que se fundó en el siglo XVII tiene una historia larga, y parte de esa historia solo se ha explorado en raras ocasiones: su conexión con la esclavitud.
  • Los paisajes y las pintorescas casas coloniales en East Hampton evocan la opulencia y una orgullosa historia que se remonta a antes de la fundación del país. Pero dos amigos de la zona dicen que hay otra parte de la historia que no es conocida.
  • Muchas familias que vivían allí, y cuyos nombres todavía se asocian con la ciudad hasta el día de hoy, eran dueños de esclavos. Dicen que la historia de la esclavitud en el East End de Long Island no es muy conocida, aunque está oculta a plena vista.

NUEVA YORK -- Un vecindario de Long Island ahora rico que se fundó en el siglo XVII tiene una historia larga, y parte de esa historia solo se ha explorado en raras ocasiones: su conexión con la esclavitud.

Los paisajes y las pintorescas casas coloniales en East Hampton evocan la opulencia y una orgullosa historia que se remonta a antes de la fundación del país. Pero dos amigos de la zona dicen que hay otra parte de la historia que no es conocida.

Muchas familias que vivían allí, y cuyos nombres todavía se asocian con la ciudad hasta el día de hoy, eran dueños de esclavos. Dicen que la historia de la esclavitud en el East End de Long Island no es muy conocida, aunque está oculta a plena vista.

"La gente siempre nos dice, no lo sabía. Nunca me enseñaron eso", dijo Donnamarie Barnes, curadora de la histórica Sylvester Manor en Shelter Island.

Barnes y David Rattray, editor del periódico East Hampton Star, están trabajando para recordarles a los neoyorquinos que la esclavitud no era solo un horror sureño. Es por eso que comenzaron el Proyecto Plain Sight (o Proyecto a Simple Vista) con el objetivo de identificar a todas las personas esclavizadas, así como a las personas de color libres que vivían y trabajaban en el área.

"Estamos hablando de 180 años en que existió la esclavitud aquí en East Hampton, aquí en Long Island que ninguno de nosotros conocía realmente", dijo Rattray.

Rattray dijo que casi todas las familias de medios poseían personas esclavizadas. Esas familias ahora tienen calles en el pueblo que llevan su nombre, y la biblioteca del pueblo tiene retratos de algunos de los miembros de la familia.

La prueba no es demasiado difícil de encontrar, gran parte de ella se encuentra en documentos como libros de cuentas, testamentos y registros de las familias fundadoras de los Hamptons de ese tiempo. Las personas esclavizadas y los sirvientes están claramente identificados en páginas, conservadas en textos antiguos de más de 200 años.

Pero hasta ahora, nadie había estado buscando estos nombres.

"Siempre hemos sido parte de esta comunidad. Ayudamos a construirla", dijo Barnes.

Eso incluye Hookmill, el emblemático molino de viento en East Hampton. El verano pasado, cuando los manifestantes de Black Lives Matter se reunieron en ese lugar, no tenían idea de que la estructura histórica fue construida en parte por un hombre esclavizado llamado Shem.

"Esta es la historia que olvidamos recordar, y recordamos olvidar", dijo Barnes.

El proyecto del dúo ya ha identificado a 500 personas y ha sido ayudado en parte por estudiantes de East Hampton High School. Para Rattray, un hallazgo particularmente sorprendente: supo que sus antepasados ​​en la ciudad estaban entre los dueños de esclavos.

"Ahí estaba. Me golpeó como una tonelada de ladrillos", dijo. "Es una sensación de deuda que ahora que lo sé, no puedo sentarme más en eso y quiero que otras personas lo sepan".

A través de proyectos educativos, el Proyecto Plain Sight espera inspirar investigaciones similares en otras ciudades, y tal vez algún día, encontrar descendientes reales de las personas esclavizadas de Long Island.

Una sola lápida en un cementerio local destaca cómo se ha enterrado la historia, dice el grupo. Aunque las personas esclavizadas se cuentan por miles en el área, esa tumba es una de las dos que se encuentran en el East End.

El proyecto dice que las vidas y las historias de esas personas deben resucitar para promover verdaderamente la curación racial.

"Esto no es solo la historia de los negros. Es la historia de Estados Unidos", dijo Barnes.

Contáctanos