El alto precio que migrantes pagan por su libertad

En su desesperación, los migrantes acceden a “prestamos impagables” para recuperar su libertad.

NUEVA YORK – Un inmigrante ecuatoriano que llegó a nuestra área tras semanas de reclusión en el estado fronterizo de Arizona denunció que tuvo que pagar una fianza de más de $58 mil dólares, una deuda que ahora no puede saldar.

Sin embargo, según activistas, su caso no es aislado. La organización sin fines de lucro Se Hace Camino Nueva York reveló que investiga varios casos.

En el caso del inmigrante ecuatoriano, quien declinó identificarse, afirmó que una compañía de préstamos le puso un precio a su libertad. De la fianza de la fianza de $58 mil dólares, el migrante entregó el 20% como depósito y se echó a cuestas una creciente deuda que, al paso de los años, se haría impagable.

“No tengo antecedentes criminales, mi récord está limpio, tuve que pagar una fianza de 58. 500 dólares por concepto de fianza para poder salir de un centro de detención de inmigración en Arizona”, expresó.

Según documento de Se Hace Camino Nueva York, en Brentwood, una inmigrante firmó hace 5 años un contrato de préstamo con una compañía para pagar su fianza de ocho mil dólares.

En su desesperación, la mujer se comprometió a pagar 450 dólares mensuales.

“Solamente por el derecho a prestarles la plata les cobran 2.300 dólares. Y quedan con pagos mensuales de 450 dólares, hasta que se termine el proceso. Entonces, ese proceso comenzó en el 2014 y estamos en el 2019, lo que suma casi 27 mil dólares”, dijo Javier Guzmán, activista de la organización.

En el caso de la inmigrante, ha pagado más de tres veces el total del préstamo.

La organización dijo que la inmigrante decidió suspender el pago, por lo que ahora la compañía de prestemos la ha demandado por 10 mil dólares. En respuesta, Se Hace Camino Nueva York presentó una queja ante la oficina del consumidor en Arizona.

“Y ellos simplemente me dijeron que están investigando, pero que eso está protegido por la ley”, dijo Guzmán.

Y así es como, según activistas, los indocumentados sufren por partida doble el impacto de las endurecidas políticas de inmigración, que habrían propiciado una industria que estaría lucrando con la libertad de los migrantes, estiman los defensores.

Contáctanos