Asilo en Nueva York

Denuncian que familias inmigrantes en busca de asilo en NY dormían en el piso; evacúan oficina de desamparados

El alcalde Adams ha negado en gran medida las acusaciones, pero Legal Aid Society afirma que su administración, durante una reunión a puerta cerrada, reconoció la escasez de personal, las largas filas y la falta de personal que hable español en la puerta principal de su sistema de refugio para ayudar a personas sin hogar, solo tres horas antes de que Adams convocara una conferencia de prensa para rechazar las críticas del grupo

Telemundo

NUEVA YORK - Los abogados para personas sin hogar dicen que la administración Adams desalojó la oficina de admisión de personas sin hogar de la ciudad el jueves por la noche y catalogándolo como una mejora, luego de que estallara la controversia esta semana sobre el deterioro de las condiciones. El equipo investigativo de nuestra estación hermana News 4 I-Team informó por primera vez que familias inmigrantes con niños se amontonaban en la oficina y dormían en el suelo, una práctica que es ilegal en Nueva York.

Si bien el alcalde Eric Adams ha negado en gran medida las acusaciones, Legal Aid Society afirma que su administración, durante una reunión a puertas cerradas el jueves por la mañana, reconoció la escasez de personal, las largas filas y la falta de personal que hable español en la puerta principal de su sistema de refugio para personas sin hogar, solo tres horas antes de que Adams convocara una conferencia de prensa para rechazar las críticas del grupo.

“Hicimos un gran trabajo y continuaremos haciéndolo mejor cada día”, dijo Adams a los periodistas, negando las afirmaciones de Legal Aid de que su administración trató de ocultar violaciones en el centro de admisión de personas sin hogar de la ciudad en el sur de El Bronx.

MIRA EL REPORTAJE COMPLETO EN INGLÉS AQUÍ.

Pero durante esa reunión privada del jueves, la administración prometió investigar si las largas filas y las barreras del idioma han estado obligando a las familias a no cumplir con la fecha límite diaria para asegurar una cama en el refugio, según un memorando de Legal Aid enviado a altos funcionarios de personas sin hogar y compartido con el equipo investigativo de NBC New York d .

El centro de admisión, conocido como “PATH”, está diseñado solo como un punto de entrada al sistema de refugio donde se procesan las solicitudes, no como un lugar para albergar a las familias durante la noche.

Pasar las noches en PATH están prohibidas por la ley local y un acuerdo judicial de 2008 entre la ciudad y la Legal Aid Society, que representa a las personas que buscan refugio. Se supone que los abogados de Legal Aid deben estar informados de las condiciones en el sistema, pero no estaban al tanto de la situación en PATH hasta que el informe del News 4 I-team salió a la luz el 20 de julio.

El 19 de julio, el alcalde Adams emitió un comunicado de prensa dando la voz de alarma sobre un aumento repentino de 2,800 migrantes que abarrotaron el sistema de albergues. El comunicado del alcalde pidió ayuda federal, pero no mencionó ninguna de las prácticas prohibidas en su oficina de admisión.

Legal Aid se abalanzó, caracterizando el anuncio de migrantes de Adams como un intento cínico de relaciones públicas preventivas. El alcalde Adams insiste en que no estaba al tanto de ninguna violación legal que se gestara en el sistema hasta el 21 de julio.

“No hay razón para encubrir”, dijo Adams. “Esta es una administración de transparencia”.

Después de años de relativa calma, el controvertido punto de entrada para personas sin hogar vuelve a ser el centro de atención en medio de una reciente afluencia de inmigrantes en busca de asilo provenientes de América Central y del Sur. En entrevistas realizadas por News 4 I-Team, las familias migrantes dijeron que habían estado viviendo en el vestíbulo del centro de admisión y durmiendo en el suelo allí durante días seguidos, junto con decenas de otras familias.

Algunos dijeron que sus hijos tenían hambre y que necesitaban más alimentos y agua de los que ofrecía el sistema de albergues.

“Había mucha gente en el suelo. No es mentira. Había al menos 80 personas en el piso”, dijo Leonardo Mayora al News 4 I-Team de NBC, quien cruzó la frontera hacia Texas a principios de julio, después de un viaje de seis meses desde Venezuela con su esposa y su hijo de 3 años.

Mayora dice que su familia fue testigo de ataques sexuales a niños migrantes y encontró los cadáveres de otros solicitantes de asilo que no sobrevivieron al viaje.

Después de que una iglesia de Texas pagó el pasaje del autobús a Washington, D.C., Mayora dice que otra iglesia les ofreció un segundo boleto de autobús a la ciudad de Nueva York. Le dieron una dirección en East 151st Street. Cuando llegó por primera vez a PATH, dijo que pensó que era un hotel, pero rápidamente se dio cuenta de lo contrario.

“La gente decía que no había espacio”, dijo Mayora, quien dice que su familia durmió en el piso del 15 al 20 de julio.

Cuando NBC New York le preguntó al alcalde Adams por qué estas familias dirían que estaban durmiendo en el edificio si no es así, pareció dar marcha atrás.

“Eres un excelente reportero, así que si ves casos como ese, háznoslo saber porque eso no es lo que somos y no es de lo que se trata esta administración”, dijo.

Debido a que Nueva York brinda el "derecho a un refugio", las familias tienen derecho a una ubicación el mismo día que ingresan al sistema, siempre que lleguen a PATH antes de las 10:00 p.m.

“Los seres humanos aveces meten la pata”, dijo el alcalde, argumentando que no albergar a cuatro familias fue un error relativamente pequeño considerando su afirmación de que el sistema se ha visto anegado con hasta 3,000 solicitantes de asilo de América Central y del Sur en las últimos seis semanas.

En el memorando de Legal Aid, los abogados de las personas sin hogar pidieron datos para respaldar la afirmación de Adams el martes de que 2,800 inmigrantes ingresaron al sistema en las últimas seis semanas. Los funcionarios de la ciudad no han respondido a las solicitudes para explicar por qué el supuesto aumento de inmigrantes no se refleja claramente en los datos de la ciudad.

Cuando se le preguntó si los funcionarios contaron la cantidad real de solicitudes de refugio de inmigrantes, el comisionado de Servicios Sociales, Gary Jenkins, dijo: "Definitivamente es una estimación".

Legal Aid acusó al alcalde de culpar a los migrantes del hacinamiento en los refugios para desviar los problemas de gestión preexistentes. En su memorando, Legal Aid también afirma que la ciudad reconoció a puerta cerrada que "los problemas de personal están impidiendo su capacidad para trasladar a los residentes de los refugios a viviendas permanentes, lo que contribuye a la tasa de vacantes excepcionalmente baja en los refugios".

Fabien Levy, portavoz del alcalde Adams, dijo en un comunicado: “Revisaremos la carta y responderemos a Legal Aid de manera oportuna. Como dijo ayer el alcalde Adams, espera que aquellos que afirman defender a las personas sin hogar hablen y trabajen directamente con nosotros, en lugar de comunicarse a través de comunicados de prensa y cartas filtradas. Lamentablemente seguimos viendo esta misma práctica de Legal Aid.

Nota editorial: Este fue un reportaje exclusivo del equipo investigativo de nuestra cadena hermana NBC 4 New York News 4 I-Team.

MIRA EL REPORTAJE COMPLETO EN INGLÉS AQUÍ. O DEBAJO

Contáctanos