Declaran culpable de todos los cargos al fundador de ‘secta de esclavas sexuales’ con conexión a Hollywood

Fue un caso que parecía de película: una actriz de Hollywood, una heredera, un guru de autoayuda y una secta sexual.

1141913218

NUEVA YORK - Fue un caso que parecía de película: una actriz de Hollywood, una heredera, un guru de autoayuda y una secta sexual.

Pero, el miércoles, bajó el telón en este caso, ya que después de solo cinco horas de deliberación, un jurado en Brooklyn condenó el miércoles al infame líder del grupo sumamente secreto de Nueva York, NXIVM, culpable de todos los cargos en un caso donde las mujeres se convertían en “esclavas”.

Keith Raniere fue declarado culpable de los siete cargos que enfrentaba, que incluían extorsión, conspiración de extorsión, conspiración de trabajo forzado, conspiración por fraude electrónico, conspiración de tráfico sexual, tráfico sexual e intento de cargos de tráfico sexual. Enfrenta una cadena perpetua al ser sentenciado por sus delitos.

Raniere, conocido dentro del grupo como "Vanguardia", supervisó un sistema bárbaro en el que a las mujeres se les dijo que la mejor manera de avanzar era convertirse en una "esclava" supervisada por "amos", dijeron los fiscales.

Según los fiscales, también se esperaba que las mujeres tuvieran relaciones sexuales con él, que hicieran tareas domésticas para sus amos y que mantuvieran el acuerdo en secreto o serían humilladas públicamente.

Sin embargo, los defensores habían insistido que cualquier contacto que Raniere tuviera con las mujeres era consensual.

Durante el juicio, salieron a la luz revelaciones sorprendentes del grupo NXIVM y su fundador.

Lauren Salzman, ex miembro de su círculo íntimo de NXIVM que se declaró culpable y estaba cooperando con los fiscales, testificó que Raniere fue un cobarde durante su arresto en México el año pasado por un cargo de tráfico sexual en los EE.UU.

Salzman, de 42 años, testificó que fue reclutada, junto con otros, y estuvo confinada en una habitación durante dos años a pesar de haber pasado una nota que pedía: "Déjeme salir. Me voy a deshacer".

Salzman le dijo al jurado que Raniere, asustado por los crecientes informes de noticias de que el grupo estaba bajo investigación, fue a México con ella y otras para tratar de reconstituir al grupo allí. Cuando las autoridades mexicanas derribaron su puerta en una villa en Puerta Vallarta para arrestarlo, Salzman estaba allí y trató de hacerles frente mientras él se escondía en un armario, dijo.

También detalló cómo Raniere preparó como seguidores a una familia de México con tres hijas. Según los fiscales, explotó sexualmente a las tres, la más joven tenía 15 años.

Las acusaciones presentadas contra Raniere fueron impactantes, pero el caso alcanzó el interés del público cuando se descubrió que una actriz de televisión conocida por interpretar a la amiga de Superman estaba involucrada con NXIVM; en última instancia, se declaró culpable de engaños y cargos de conspiración relacionados.

Los fiscales federales dijeron que la actriz Allison Mack trabajaba como "ama" y reclutaba a mujeres inocentes en un grupo parecido a una secta dirigido por un hombre que se vendía como un gurú de superación personal a las estrellas.

Mack, de 35 años, protagonizó la serie de CW "Smallville" y ha desempeñado papeles menores desde la serie que terminó en 2011. Cuando admitió sus crímenes en abril, lloró y se disculpó con las mujeres que los fiscales dijeron había explotado.

"Creía que las intenciones de Keith Raniere eran ayudar a los demas. Y me equivoqué", dijo Mack. "Sé que puedo y seré una mejor persona".

Ella enfrenta 20 años por cada cargo cuando sea sentenciada en septiembre.

No era solo una actriz de Hollywood que se encontraba conectada a NXIVM. La heredera de la fortuna de licores de Seagram se declaró culpable de dos cargos en relación con tráfico sexual conectado a NXIVM.

Clare Bronfman, la hija de 39 años del difunto filántropo y CEO de Seagram, Edgar Bronfman, emitió una llorosa disculpa en corte el 19 de abril cuando admitió que había albergado y escondido a una mujer que trajo ilegalmente al país para usarla como mano de obra no remunerada para NXIVM.

También admitió haber utilizado la identidad y la tarjeta de crédito de una mujer muerta para ayudar a NXIVM a evitar el pago de impuestos.

Bronfman le dijo al juez que ella había querido ayudar a las personas a través de NXIVM, pero terminó deshonrando a su familia.

Como parte de un acuerdo de culpabilidad, Bronfman acordó pagar $6 millones. Ella enfrenta hasta 27 meses de prisión al ser sentenciada el 25 de julio.

Raniere y NXIVM han sido objeto de críticas durante años, desde al menos 2012, cuando el Times Union of Albany publicó una serie de artículos en los que se examinaba la organización y se afirmaba que era como una secta.

Contáctanos