“Creemos que está a salvo”: Policía sobre caso de bebé

La policía acudió el jueves a un centro de acopio de donaciones en Hamden tras recibir una pista, pero no hallaron información esencial para el caso.

CONNECTICUT – Las fuerzas de la ley arrecian la búsqueda de la bebé hispana Vanessa Morales, de un año, desaparecida desde el lunes en la ciudad de Ansonia. El Departamento de Policía informó que investiga cada pista desde que se emitió la alerta Amber el miércoles por la tarde.

La madre de la pequeña fue identificada como Christine Halloway, de 43 años. La Oficina del Médico Forense determinó que la causa de la muerte fueron golpes contundentes en la cabeza y el toroso.

La policía acudió el jueves a un centro de acopio de donaciones en Hamden tras recibir una pista, pero no hallaron información esencial para el caso.

"A nosotros, la familia, nos gustaría pedirle a alguien en nuestra comunidad y más allá que nos ayude a traer a la bebé Vanessa a casa a salvo", dijo Anna Holloway, tía de la bebé.

"Pedimos con desespero a quien esté con Vanessa que la mantenga a salvo y que los la regrese”, añadió.

Cuando los periodistas preguntaron si hay un sospechoso del homicidio, Andrew Cota, jefe de policía de Ansonia, dijo que hay cierta información valiosa.

"Tenemos algunos datos que están apuntando en la dirección correcta sobre la investigación del homicidio", declaró sin dar más detalles.  

"Creemos que ella está con alguien a salvo y es prioritario que esa persona comprenda que, sin importar las circunstancias en las que haya recibido a Vanessa, solo tiene que devolverla a su familia", dijo Patrick Lynch, teniente de la policía de Ansonia, en una conferencia de prensa el jueves.

La pequeña Vanessa Morales, nacida el 7 de septiembre de 2018, es descrita como de cabello marrón, ojos cafés y piel blanca. La infante pesa unas 17 libras.

Si la reconoces, llama de inmediato al Departamento de Policía de Ansonia al 203-735-1885 o al FBI al 1-800-225-5324. Todas las llamadas son confidenciales.

Cada minuto sin pistas de la pequeña Vanessa Morales aumenta la agonía. La Policía Estatal emitió el lunes la alerta Silver con la esperanza de que el público reconozca a la bebé. Las fuerzas del orden acudieron al hogar de la familia, en Myrtle Avenue en la localidad de Ansonia, tras recibir la alerta de los compañeros de trabajo de la madre. La mujer no se presentó a trabajar, lo que levantó sospecha, puesto que no llamó para informar que se ausentaría.

Los uniformados tocaron a la puerta varias veces el lunes a eso de la 1:00 p.m., pero se marcharon cuando nadie respondió. La familia llamó horas después para pedir una segunda vista al no tener noticias de la madre y de la pequeña. Los oficiales forzaron la entrada de la casa el lunes a eso de las 7:30 p.m.

Los investigadores interrogaron al padre de la bebé y afirman que coopera con la investigación. Hasta ahora no ha sido declarado una persona de interés en el caso. La familia también fue interrogada, pero ningún miembro arrojó pistas sobre lo que pudo haber pasado.

“Solo queremos localizarla y asegurarnos de que esté a salvo y que podamos llevarla de vuelta a casa con su familia", declaró el lunes a los periodistas el teniente Patrick Lynch, de la policía de Ansonia. El alto mando señaló que el FBI se sumó a la investigación.

Nota del editor: El Departamento de Policía de Ansonia identificó en un principio a la bebé como Venessa, pero el jueves aclaró que su nombre es Vanessa.

Contáctanos