Inflación

La inflación le pega una mordida a icónico desayuno en bodegas de NY; cuesta casi el doble

Si notas un precio elevado en un sándwich de tocino, huevo y queso, no culpes a las bodegas, ya que es una víctima más de la inflación por la pandemia y la guerra de Rusia con Ucrania.

Telemundo

NUEVA YORK - Uno de los desayunos favoritos en Nueva York se convierte en la víctima más reciente de la inflación, así que que alístense para pagar casi el doble por un sándwich de tocino, huevo y queso.

El clásico sándwich de desayuno es muy popular en las bodegas de la Gran Manzana, ya que es fácil de hacer, de comer sobre de camino al trabajo y económico, aunque no ya no tan barato como solía ser.

Para mantenerse al día con los niveles actuales de inflación debido a la pandemia y la guerra de Rusia con Ucrania, los propietarios de bodegas no tienen más remedio que aumentar los precios de sus famosos sándwiches de desayuno de bajo precio.

“Tocino, huevo y queso, no puedes deshacerte de ese sándwich”, dijo Francisco Marte, propietario de una bodega en El Bronx a nuestra cadena hermana NBC 4 New York. "Ese es el sándwich favorito de los neoyorquinos".

Mars ha tenido que aumentar los precios de todo sus artículos, desde el azúcar hasta las papas fritas, y el costo de su sándwich de tocino, huevo y queso aumentó de $2.50 a $4.50.

A nivel mayorista, la inflación subió 11,3% en junio en comparación con el año anterior, informó el Departamento de Trabajo de EEUU. Los precios al productor han aumentado casi un 18 % para los bienes y casi un 8 % para los servicios en comparación con junio de 2021.

"Estas cosas pasan. Y normalmente, en tiempos normales, la cadena de suministro puede absorber parte de ese impacto”, dijo Katie Denis, portavoz de Consumer Brands Association, un grupo comercial que representa a las empresas de alimentos, cuidado personal y limpieza. "En este momento, simplemente no hay chance".

Frances Rice, quien se detuvo en la bodega de Marte para comprar tocino, huevo y queso, dijo a NBC que está tratando de averiguar cómo minimizar el impacto en su presupuesto a medida que aumentan los precios. Ella dice que siempre hay un lado positivo.

“Significa que compro un buen desayuno y lo alargo hasta el almuerzo y no vuelvo a comer hasta que llego a casa, lo que significa que pierdo peso”, dijo. “Tengo que ver el lado positivo de las cosas, porque ¿sabes qué? De cualquier manera, si tienes que mudarte, tienes que pagar. Si tienes hambre, tienes que comer".

Contáctanos