law enforcement sources

Convicto habría asestado a esposa más de 40 puñaladas

NUEVA YORK – El Bronx vuelve a estremecerse con el brutal asesinato de una madre y su verdugo sería su esposo, quien purgó una condena de 10 años por un delito sexual en la década de 1990. La Policía desató una cacería humana para dar con el acusado, identificado como Virgil Solis.

Tras cometer el crimen, el sospechoso lo habría confesado todo a su supervisor de libertad condicional, según la uniformada.

La víctima, Valerie Solis, de 53 años, fue hallada en un charco de sangre con más de 40 estocadas en su apartamento, en 2111 Southern Blvd., en El Bronx, esto después de que la policía recibiera una llamada de emergencia del 911.

El imputado presuntamente envió un perturbador mensaje de texto a la hija de Valerie.

“Ven por tu madre, ya terminé con ella”, escribió, según la policía.

El hombre supuestamente envió el mensaje minutos después de haber apuñalado a muerte a Valerie.

“El esposo estaba preso y salió y mire lo que pasó”, dijo una vecina.

El acusado cumplió una condena de diez años tras apuñalar y agredir sexualmente a una joven de 18 años en El Bronx en 1998.

“Ella era muy amable, muy buena”, comentó una residente, aún conmocionada por el baño de sangre.

La madre fue declarada muerta en la escena. La policía no reveló de inmediato la víctima estaba acompañada en el momento del salvaje ataque.

La policía arrestó a Virgil Solís, de 58 años y residente de East Harlem, bajo cargos de asesinato, homicidio y posesión criminal de un arma.

Contáctanos