Fuego en Nueva Jersey

Cientos de juguetes donados para niños necesitados son destruidos en pavoroso incendio en Nueva Jersey

Un incendio devastó la casa de campo de Paramus Little League Baseball, dejando atrás años de valiosos recuerdos.

Toys burned in fire

NUEVA YORK - Cientos de juguetes recolectados para niños necesitados fueron destruidos por un incendio en una ciudad de Nueva Jersey, en una pérdida desgarradora que también arruinó décadas de recuerdos para la comunidad del béisbol.

El incendio devastó la casa de campo de Paramus Little League Baseball el pasado domingo por la mañana, dejando atrás años de valiosos recuerdos.

"Todo esto fueron cosas memorables de los últimos años, décadas de trofeos, carteles y campeonatos estatales", dijo el presidente de la liga de béisbol juvenil de Paramus, Andy Taranocchia, señalando muchos de los trofeos que comenzaron a derretirse solo por el calor de las llamas.

Aparte de los recuerdos, algo igualmente precioso también fue destruido: cientos de juguetes donados recién recolectados por la Fundación Toys for Tots del condado de Bergen.

"Yo lloré primero, no podía creerlo", dijo Brenda Brundage a nuestra estación hermana NBC 4 New York, quien acababa de lanzar la campaña de juguetes de este año.

Los generosos residentes dieron casi 150 juguetes sin envolver, y los voluntarios luego usaron donaciones monetarias para comprar más regalos. Brundage dejó un envío el sábado para almacenarlo aquí hasta la entrega el próximo mes, y calificó la pérdida como "devastadora".

El esfuerzo de dar juguetes se inició en 2006 con una recaudación de fondos de motocicletas, y dijeron que pudieron traer alrededor de 350 juguetes en ese primer año. Ella dijo que se había estado construyendo más y más cada año.

Hace dos años, la fundación donó 2115 juguetes a Operation Toy Train y a la reserva del Cuerpo de Marines de EEUU para niños necesitados.

"Vemos todas las caras de todos, y dicen, 'Dios mío, tantos juguetes para tantos niños, y es increíble", dijo Brundage.

Ya se está corriendo la voz sobre la pérdida, y los residentes ya se detienen en el restaurante Orange Lantern en Paramus para reponer las cajas que Brundage había instalado.

"Todo ayuda, y creo que la gente estará ahí. Creo que lo harán, que nos ayudarán", dijo Brundage.

Cualquiera que busque ayudar a salvar la Navidad para un niño que lo merece, el restaurante está abierto todos los días de 10 a.m. a 2 a.m. para la entrega de juguetes. La campaña terminará el 10 de diciembre, con muchos elfos que esperan brindar la alegría navideña que tanto necesitan este año y tal vez establecer un nuevo récord de bondad.

Contáctanos