tiroteo en metro de brooklyn

NYPD se centra en motivo detrás del tiroteo en metro; sospechoso seguirá detenido sin fianza

El sospechoso tuvo su primera aparición en la corte federal de Brooklyn el jueves en donde sus abogados pidieron que se le hiciera una evaluación de salud mental.

Telemundo

NUEVA YORK -- Ahora que está bajo custodia, los investigadores centraron su atención en un posible motivo el jueves, un día después de que la policía arrestara al hombre acusado de dispararle a 10 personas y herir a más de una docena más en un ataque presuntamente planeado en el metro de Brooklyn.

Durante una breve audiencia en una corte federal el jueves, un juez ordenó que Frank James permaneciera en la cárcel en espera de su juicio.

James, que vestía un uniforme penitenciario beige, asintió cuando un juez le preguntó si entendía el cargo federal en su contra. Renunció a sus derechos a una audiencia preliminar y se ordenó su detención en su lectura de cargos en la corte federal de Brooklyn el jueves. A James se le ordenó someterse a una evaluación psiquiátrica.

Los procuradores calificaron el ataque como premeditado y cuidadosamente planeado, que interrumpió el viaje matutino de una forma que la Ciudad de Nueva York no ha visto en más de 20 años.

Por su parte, las agencias policiales federales, estatales y locales trabajan para reconstruir los detalles de la vida del hombre de 62 años.

El ataque del acusado fue completamente premeditado. El día antes del tiroteo,
el acusado recogió un U-Haul en Filadelfia, Pensilvania, que condujo por el puente Verrazzano-Narrows y entró en Brooklyn en las primeras horas de la mañana del 12 de abril", dijeron los fiscales en el memorando de detención. "El acusado llegó a Brooklyn preparado con todas las armas y herramientas que necesitaba para llevar a cabo el ataque masivo".

Esos artículos, según documentos judiciales, incluían una pistola Glock 17 comprada por el sospechoso, un recipiente con gasolina, una antorcha y fuegos artificiales con polvo explosivo. Todos fueron encontrados más tarde en la plataforma de la estación de metro de 36th Street y Fourth Avenue.

Los agentes del orden recuperaron una reserva de armas y municiones de otros lugares supuestamente controlados por James, dijeron los fiscales.

Encontraron un cargador vacío para una pistola Glock, un taser, un cargador de rifle de alta capacidad y un bote de humo azul en el apartamento donde se alojó antes de viajar a Brooklyn. También encontraron un tanque de propano en el U-Haul vinculado a la escena. De la unidad de almacenamiento de James, los investigadores recuperaron municiones de 9 mm, un cañón de pistola roscado de 9 mm que permite conectar un silenciador o silenciador, objetivos y municiones calibre .223, utilizadas con un rifle semiautomático AR-15.

Se ha dado a conocer en las horas después del ataque que James es un individuo con una historia laboral errática, arrestos por una serie de delitos en su mayoría de bajo nivel, un casillero de almacenamiento con más munición, y horas de videos incoherentes, intolerantes y llenos de blasfemias en su canal de YouTube que apuntan a una ira profunda y latente.

James publicó docenas de videos despotricando sobre la raza, la violencia y su lucha contra la enfermedad mental. Uno se destaca por su relativa calma: una toma silenciosa de un vagón de metro de la ciudad de Nueva York repleto en el que levanta el dedo para señalar a los pasajeros, uno por uno.

"Esta nación nació en medio de la violencia, se mantiene viva por medio de la violencia o la amenaza de la misma, y ​​va a sufrir una muerte violenta", dice James en un video en el que toma el apodo de "Profeta de la perdición".

Después de una cacería humana de 30 horas, James fue arrestado sin incidente luego de que un informante, que la policía pensó que era el mismo James, dijo que lo podían encontrar cerca de un McDonald's en el vecindario del Lower East Side de Manhattan. El alcalde Eric Adams proclamó triunfalmente "¡Lo tenemos!" después del arresto.

La policía dijo que su principal prioridad era sacar de las calles al sospechoso, que desde entonces ha sido acusado, mientras investigan su mayor pregunta sin respuesta: ¿Por qué hizo lo que hizo?

Un gran tesoro de evidencia, dijeron, son sus videos de YouTube. Parece tener opiniones sobre casi todo: el racismo en Estados Unidos, el nuevo alcalde de la Ciudad de Nueva York, el estado de los servicios de salud mental, el 11 de septiembre, la invasión rusa de Ucrania y hasta de las mujeres afroamericanas.

Una denuncia penal federal citó una en la que James despotricaba sobre demasiadas personas sin hogar en el metro y culpaba al alcalde de la Ciudad de Nueva York.

"¿Que estas haciendo hermano?" dijo en el video publicado el 27 de marzo. "Cada vagón en el que fui estaba lleno de personas sin hogar. Era tan malo que ni siquiera podía pararme".

El joven, de solo 18 años, habló desde su cama de hospital.

Luego, James criticó el trato que reciben los afroamericanos en un video del 6 de abril citado en la denuncia y dijo: "Entonces, el mensaje para mí es: debería haber conseguido un arma y comenzar a disparar".

En un video publicado un día antes del ataque, James critica el crimen contra los afroamericanos y dice que las cosas solo cambiarían si ciertas personas fueran "pisoteadas, pateadas y torturadas" fuera de su "zona de confort".

Las cámaras de vigilancia vieron a James entrando en los torniquetes del sistema subterráneo el martes por la mañana, vestido como un trabajador de mantenimiento o construcción con un casco amarillo y una chaqueta de trabajo naranja con cinta reflectante.

La policía dice que otros pasajeros lo escucharon decir solo "ups" cuando detonó una granada de humo en un vagón de metro lleno de gente que llegaba a una estación. Luego activó una segunda granada de humo y comenzó a disparar, dijo la policía. En el humo y el caos que siguió, la policía dice que James se escapó deslizándose en un tren R que iba en la dirección opuesta y salió después de la primera parada.

En la escena quedaron el arma, cargadores extendidos, un hacha, granadas de humo detonadas y sin detonar, un bote de basura negro, un carrito rodante, gasolina y la llave de una camioneta U-Haul, dijo la policía.

Esa clave condujo a los investigadores a James, y pistas sobre una vida de reveses e ira mientras saltaba entre trabajos de fábrica y mantenimiento, fue despedido al menos dos veces, se mudó entre Milwaukee, Filadelfia, Nueva Jersey y Nueva York.

Los investigadores dijeron que James tuvo 12 arrestos previos en Nueva York y Nueva Jersey entre 1990 y 2007. Los nueve arrestos previos en la Ciudad de Nueva York entre 1992 y 1998 incluyen posesión de robo, acto sexual criminal y robo de servicio.

Varios pasajeros expresaron su miedo tras el tiroteo en Brooklyn.

En Nueva Jersey, James tiene otros tres arrestos en 1991, 1992 y 2007, incluso por allanamiento de morada, hurto y alteración del orden público, dijo la policía durante la conferencia de prensa del miércoles.

James no tenía condenas por delitos graves y no se le prohibió comprar o poseer un arma de fuego. La policía dijo que el arma utilizada en el ataque fue comprada legalmente en una casa de empeño de Ohio en 2011. Una imagen de cerca del arma que compró mostró que trató de borrar el número de serie, dijeron los investigadores. Pero los agentes usaron ese número para rastrear la compra hasta él.

Una búsqueda en la unidad de almacenamiento y el apartamento de James en Filadelfia arrojó al menos dos tipos de municiones, incluido el tipo que se usa con un rifle de asalto estilo AR-15, un taser y un bote de humo azul.

La policía dijo que James nació y creció en la ciudad de Nueva York. En sus videos, dijo que terminó un curso de taller mecánico en 1983 y luego trabajó como maquinista de engranajes en Curtiss-Wright, un fabricante aeroespacial en Nueva Jersey, hasta 1991, cuando recibió un doble golpe de malas noticias: fue despedido de su trabajo y, poco después, murió su padre, con quien había vivido en Nueva Jersey.

Los registros muestran que James presentó una denuncia contra la compañía aeroespacial en un tribunal federal poco después de perder su trabajo alegando discriminación racial, pero un juez la desestimó un año después. Dice en un video, sin ofrecer detalles, que "no pude obtener justicia por lo que pasé".

Un portavoz de Curtiss-Wright no respondió de inmediato a una llamada en busca de comentarios.

James describe cómo entraba y salía de varios centros de salud mental, incluidos dos en El Bronx en la década de 1970.

El alcalde felicitó a todas las fuerzas del orden, igual que lo hizo la comisionada de la Policía de Nueva York, Keechant Sewell.

"Señor alcalde, permítame decirle que soy una víctima de su programa de salud mental en la Ciudad de Nueva York", dice James en un video a principios de este año, y agrega que está "lleno de odio, ira y amargura".

James dice que más tarde fue paciente en Bridgeway House, un centro de salud mental en Nueva Jersey, aunque eso no se pudo confirmar de inmediato. Los mensajes buscando comentario dejados a la instalación no fueron devueltos.

"Mi objetivo en Bridgeway en 1997 era dejar el Seguro Social y volver a trabajar", dice en un video, y agrega que se inscribió en una universidad y tomó un curso de diseño asistido por computadora y fabricación.

James dice que finalmente consiguió un trabajo en el gigante de las telecomunicaciones Lucent Technologies en Parsippany, Nueva Jersey, pero dice que terminó siendo despedido y regresó a Bridgeway House, esta vez no como paciente sino como empleado del personal de mantenimiento. Se envió un mensaje en busca de comentarios a Lucent Technologies.

"Solo quiero trabajar. Quiero ser una persona productiva", dijo.

Toques de ese hombre serio y luchador aparecieron después de que el auto estacionado de James fuera golpeado en Milwaukee. Eugene Yarbrough, pastor de Mt. Zion Wings of Glory Church of God in Christ, al lado del apartamento de James, dijo que James estaba impresionado de que el pastor reconociera haber golpeado el auto. Ni James ni nadie más estaba allí para ver el accidente. Y James lo llamó para decírselo.

"Simplemente no podía creer que sería él", dijo Yarbrough. "Pero, ¿quién sabe lo que hará la gente?"

La policía y los agentes federales dijeron que James no ha tenido un trabajo estable ni una dirección fija durante los últimos años. Después de alquilar la camioneta U-Haul el lunes por la tarde en Filadelfia, usando su propio nombre, aparentemente durmió en ella, ya que la policía retiró la ropa de cama, las almohadas y las sillas horas después del tiroteo.

Contáctanos