tom barrack

Acusan al que fue presidente del Comité Inaugural de Trump de ser agente de los Emiratos Árabes Unidos, será procesado el lunes

Tom Barrack, de 74 años, estará sujeto a monitoreo electrónico y en gran parte confinado en su residencia después de que sea procesado el lunes en un tribunal de Nueva York.

Tom Barrack
Michael Kovac/Getty Images

NUEVA YORK - Se espera que el que fue presidente del comité inaugural del expresidente Donald Trump sea procesado el lunes en una sala de audiencias de Nueva York.

Tom Barrack, de 74 años, fue liberado la semana pasada con una fianza de 250 millones de dólares para enfrentar cargos relacionados a que presuntamente trabajó en secreto como agente de los Emiratos Árabes Unidos para influir en la política exterior de Trump y fue sometido a monitoreo electrónico. Fue arrestado el martes en Los Ángeles cerca de su casa.

Se espera que Barrack se declare inocente de conspirar para influir en la política estadounidense en nombre de los Emiratos Árabes Unidos durante la campaña de Trump en 2016 y mientras Trump era presidente. Barrack, fundador de la firma de capital privado Colony Capital, fue uno de los tres hombres acusados en el caso.

Los fiscales dijeron que Barrack utilizó su larga amistad personal con Trump para beneficiar a los Emiratos Árabes Unidos sin revelar sus vínculos con el gobierno de Estados Unidos.

La jueza magistrada estadounidense Patricia Donahue en Los Ángeles ordenó condiciones estrictas para la liberación de Barrack. Debe entregar su pasaporte, usar un monitor GPS para rastrear su paradero, limitar los viajes entre el sur de California y la Ciudad de Nueva York y obedecer un toque de queda.

Barrack está acusado de conspiración, obstrucción a la justicia y hacer múltiples declaraciones falsas durante una entrevista de junio de 2019 con agentes federales. Matthew Grimes, de 27 años, exejecutivo de la compañía de Barrack de Aspen, Colorado, y Rashid al Malik, de 43 años, un empresario de los Emiratos Árabes Unidos quien, según los fiscales, actuaba como conducto para los gobernantes de esa nación, también fueron acusados de siete cargos.

Grimes fue liberado con una fianza de $ 5 millones. Al Malik huyó de Estados Unidos tres días después de una entrevista realizada en abril de 2018 por las fuerzas del orden y sigue prófugo, dijeron las autoridades. Se cree que vive en algún lugar del Medio Oriente.

Barrack es uno de los varios asociados del expresidente que enfrenta cargos penales, incluido su expresidente de campaña, su exvicepresidente de campaña, su exdirector de estrategia, su exasesor de seguridad nacional, su exabogado personal y el antiguo director financiero de su empresa.

Barrack fue un asesor informal de la campaña de Trump en 2016 antes de convertirse en el presidente del comité inaugural.

Recaudó $ 107 millones para la fastuosa celebración que se analizó tanto por sus gastos como por atraer a numerosos funcionarios extranjeros y empresarios que buscan presionar a la nueva administración. El comité inaugural no estuvo implicado en la acusación.

Después de que Trump asumió el cargo, Barrack asesoró informalmente a altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos sobre la política exterior de Medio Oriente. También buscó el nombramiento como enviado especial para Medio Oriente o embajador de Estados Unidos en los Emiratos Árabes Unidos, dijeron los fiscales.

Transmitió información confidencial sobre los desarrollos dentro de la administración Trump a los funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos, incluida la opinión de los altos funcionarios estadounidenses sobre un boicot de un año a Qatar llevado a cabo por los Emiratos Árabes Unidos y otros países del Medio Oriente, dijeron los fiscales.

Le dijo a al Malik que conseguir un puesto oficial dentro de la administración le permitiría promover los intereses de los Emiratos Árabes Unidos, dijeron los fiscales.

¡Tal nombramiento "le daría a ABU DHABI más poder!" le escribió a al Malik, dijeron los fiscales.

Los fiscales originalmente buscaron detener a Barrack porque dijeron que era dueño de un jet privado y que corría riesgo de fuga. También señalaron que tiene ciudadanía en el Líbano, un país sin tratado de extradición con Estados Unidos.

Contáctanos