Jennifer Vazquez

A los 98 años es ejemplo de lucha y trabajo

Bartholomeo “Bennie” Ficeto planea dejar de trabajar cuando cumpla 100 años.

NUEVA YORK – La mayoría de los ancianos que están en los 90 años están en casa disfrutando de su retiro en compañía de seres amados, pero es no es el caso de Bartholomeo “Bennie” Ficeto.

Dos días a la semana durante cuatro horas al día, el querido Bennie no solo trabaja en un supermercado de Nueva Jersey, también alegra a los clientes con sus bromas mientras empaca sus víveres.

Ficeto ha trabajado durante 10 años en la tienda Stop and Shop en Edison.

Detrás de su rostro amable hay una gran historia. Ficeto estuvo al mando de un artillero para el ejército de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. En esos años difíciles, el abuelo aprendió acerca del trabajo arduo y la gratitud, pues sobrevivió a un bestial ataque en plena batalla.

“El Señor me llevó a casa después de todas las misiones en las que volé”, dijo a nuestra cadena hermana NBC4 New York.

Y la gratitud también es para Bennie, pues sus compañeros de trabajo y seres amados le rindieron tributo en su cumpleaños número 98.

"Sorpresa", gritaron sus compañeros de trabajo con entusiasmo el pasado martes. Ficeto cantó y bailó, aunque no puedo evitar las lágrimas.

"Creo que es algo muy agradable. Nunca esperé algo así”, expresó Ficeto.

Y aunque era su día, Ficeto dejó de lado su pastel de cumpleaños para volver al trabajo. El popular empacador de comestibles no tiene planes de abandonar su empleo, al no en los próximos dos años.

"Voy por los 100 años. Si cumplo 100, estaré satisfecho", dijo Ficeto.

Contáctanos