La navidad se puede volver trágica en segundos