Condiciones deplorables en vivienda pública