Aumentan cargos a sospechoso de atropello mortal en NY

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sayfullo Saipov es acusado de cometer el peor acto terrorista en la ciudad desde el 9-11. (Published miércoles 1 de noviembre de 2017)

    NUEVA YORK - La fiscalía federal para el distrito sur de Nueva York anunció este  miércoles que un gran jurado amplió de 2 a 22 los cargos contra Sayfullo Saipov, el presunto autor del atentado terrorista que dejó ocho muertos y 12 heridos el 31 de octubre, por los que podría enfrentarse a la pena de muerte.

    El gran jurado le acusó de ocho cargos de asesinato y doce de intentos de asesinato en beneficio del crimen organizado, uno de proveer e intentar proveer material de apoyo al grupo terrorista Estado Islámico (EI) y otro de violencia y destrucción de un vehículo de motor, informó la fiscalía en un comunicado.

    El inmigrante uzbeko, de 29 años, resultó herido por la policía y arrestado tras el atropello múltiple en el bajo Manhattan, en el que murieron cinco argentinos, y hasta hoy permanece en prisión.

    Al día siguiente fue acusado de dos cargos: de proveer recursos y material de apoyo al EI, y de violencia y destrucción del vehículo, que han sido ampliados a 22.

    Durante el proceso judicial, las pruebas se envían a un gran jurado, que tiene autoridad para retirar o ampliar los cargos contra un sospechoso de un delito grave, lo que ocurrió en este caso.

    El presunto responsable del atentado terrorista, que residía en el vecino estado de Nueva Jersey, llegó a Estados Unidos en marzo de 2010.

    El pasado 31 de octubre, Saipov, que presuntamente comenzó a planificar el atentado hace un año, condujo un camión que había alquilado para "matar tanta gente como pudiera".

    Cometió el atropello múltiple contra un grupo de personas que paseaban en bicicleta en Manhattan, inspirado en vídeos que había visto del EI en su móvil, de acuerdo con las autoridades.

    Presuntamente eligió esa fecha ante la creencia de que causaría un mayor número de víctimas debido al tradicional desfile de Halloween que se desarrolla en Nueva York.

    Según señalaron las autoridades, el uzbeko salió del vehículo con el que perpetró el atentado gritando "Alá es grande" en árabe y supuestamente quería llevar la bandera del EI, pero desistió para no llamar la atención.

    Uno de los teléfonos móviles incautado a Saipov contenía vídeos distribuidos por el EI, así como 3,800 imágenes, muchas de las cuales parecían ser propaganda de ese grupo terrorista.

    De acuerdo con el comunicado, el acusado enfrenta un mínimo de diez años en prisión por el intento de asesinato en beneficio del crimen organizado, y un máximo de cadena perpetua o pena capital por las acusaciones de asesinato y de violencia y destrucción de un vehículo de motor.

    "Como otros tantos terroristas antes que él, Saipov enfrentará la justicia en una corte en EE.UU. Y, de la manera en que Nueva York respondió a este supuesto ataque, esperamos que la justicia en este caso será rápida, firme y resuelta", dijo el fiscal federal interino para el distrito sur, Joon H. Kim.