Inmigración

Inmigración

Justifican uso de gas lacrimógeno contra migrantes

“No agredimos a niños”, dijo el jefe de seguridad fronteriza ante un Comité en el Senado.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Justifican uso de gas lacrimógeno contra migrantes

    Así lo hizo el jefe de la seguridad fronteriza, Kevin McAleena, ante una Comisión en el Senado. (Publicado miércoles 12 de diciembre de 2018)

    El máximo funcionario de seguridad fronteriza de Estados Unidos justificó el martes ante un grupo de senadores escépticos el uso de gas lacrimógeno en contra de un grupo de migrantes, entre los que había niños, durante un caótico enfrentamiento en la frontera, donde personas arrojaron piedras a los agentes e intentaron ingresar de manera ilegal al país.

    El comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, Kevin McAleenan, testificó ante la Comisión de Asuntos Judiciales del Senado, donde respondió preguntas sobre la separación de familias de migrantes, operaciones de seguridad, narcotráfico y financiamiento del muro fronterizo, al mismo tiempo en que el presidente Donald Trump discutía públicamente al respecto con líderes demócratas en la Casa Blanca.

    Las autoridades de seguridad fronteriza indicaron que entre 500 y 1,000 migrantes intentaron cruzar ilegalmente la frontera cerca del puerto de entrada de San Ysidro, California, el pasado 25 de noviembre, lo que originó un cierre de varias horas. Se lanzaron gases lacrimógenos y gases pimienta en contra de la multitud, y algunos menores resultaron afectados.

    La senadora demócrata Dianne Feinstein cuestionó si se agredió deliberadamente a los menores con gas lacrimógeno y cuestionó su uso.

    “No agredimos a niños”, respondió McAleenan, quien señaló que los agentes utilizaron bolas de aerosol pimienta después de que se les arrojaran piedras.

    “Creo que es notable que los agentes hayan podido resolver la situación sin que se presentaran lesiones serias ni se violara la frontera”.

    Las piedras impactaron a cuatro agentes y uno de ellos requirió cirugía en la rodilla, añadió.

    El caos comenzó después de que miles de migrantes que atravesaron México a pie desde Honduras se reunieron para manifestarse de forma pacífica en la frontera. Se presentaron 42 arrestos en territorio estadounidense, pero no se presentaron cargos, en parte porque no se contaba con la documentación apropiada.

    McAleenan dijo que se revisaría el incidente, como sucede en todos los casos en que se utiliza algún tipo de fuerza, pero indicó que el accionar de los agentes fue de acuerdo a su entrenamiento.

    Los agentes están autorizados a utilizar fuerza letal cuando existe la creencia justificada de que hay un peligro inminente de grave daño físico o muerte para el agente u otra persona.

    Tienen poder para decidir cómo utilizar fuerza no letal: Debe ser tanto “objetivamente justificada y necesaria para llevar a cabo sus deberes de seguridad”, y hacer uso de ella cuando otras técnicas no son suficientes para controlar a sujetos violentos o desordenados.

    En cuestión de seguridad fronteriza, McAleenan dijo que su agencia quiere un “sistema de muro fronterizo” de 1,100 millas en los límites con México que incluiría barreras naturales y valla de acero por la que los agentes puedan ver hacia el otro lado.

    Dijo que tales barreras serían una importante herramienta para ayudar a disuadir los ingresos ilegales, pero también llamó a los senadores a analizar todo el sistema migratorio, además de solicitar más agentes y una mejor tecnología.

    La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza es la agencia federal de seguridad más grande del país y cuenta con más de 23,000 agentes desplegados en cruces fronterizos y aeropuertos, además de otros 20,000 agentes que patrullan la frontera entre los puntos de ingreso.