TEMPORADA DE HURACANES

Isaías se convierte en ciclón pos-tropical mientras afecta Nueva Inglaterra, camino a Canadá

La tormenta se ubicaba a 45 millas al este-sureste de Montreal, Quebec.

Telemundo

Isaías se convirtió el martes en la noche en un ciclón pos-tropical mientras seguía avanzando sobre los estados de Nueva Inglaterra y poco antes de abandonar territorio estadounidense para adentrarse en Canadá, según confirmó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el boletín de las 11:00 p.m. (hora del este) del martes del NHC, la tormenta se ubicaba a 45 millas al este-sureste de Montreal, Quebec, en Canadá, con vientos máximos sostenidos de 45 millas por hora. Se desplazaba en dirección norte-noreste a una velocidad de 38 millas por hora.

Permanece vigente un aviso de tormenta tropical desde el río Merrimack, en Massachusetts, hasta Stonington, Maine. Y es que se esperaba que condiciones de tormenta tropical afectaran durante varias horas más la costa de Nueva Inglaterra.

El ciclón tropical tocó tierra a eso de las 11:10 p.m. (hora del este) del lunes, cerca de Ocean Isle Beach, Carolina del Norte, un pequeño pueblo próximo a la frontera con Carolina del Sur, pocas horas después de recuperar fuerza de huracán, según confirmó el NHC.

Luego se degradó a tormenta tropical y continuó su paso por el noreste del país, afectando Virginia, Maryland, Pensilvania, Nueva York y Nueva Jersey, entre otros estados.

Varios ciudadanos narran los terribles momentos que vivieron durante el paso del ciclón tropical.

Isaías es el segundo huracán de este año en el Atlántico después de Hanna, también de categoría 1, que tocó tierra en el sur de Texas hace dos semanas.

Cerca de la zona en la que Isaías tocó tierra este lunes en Carolina del Norte también impactó el año pasado el huracán Dorian, debilitado tras arrasar Bahamas, y Florence en 2018, que dejó 40 muertos en el estado.

El huracán causó destrozos el viernes en casas y edificios en el litoral de la ciudad de Baracoa debido a la penetración del mar.

El jueves, cuando todavía era una tormenta tropical, Isaías provocó apagones, derribó árboles, causó inundaciones generalizadas y pequeños deslaves en República Dominicana y Puerto Rico, donde cientos de miles de personas se quedaron sin electricidad ni agua corriente.

Las autoridades de República Dominicana reportaron la muerte de un hombre que se electrocutó con un cable caído. Más de 5,000 personas fueron evacuadas, y al menos 130 comunidades seguían aisladas por las inundaciones.

En Puerto Rico, la Guardia Nacional rescató al menos a 35 personas de las crecidas y una mujer seguía desaparecida.

Contáctanos