asesino serial

‘Me persigue’: revelan llamadas al 911 sobre presunto asesino en serie en Gilgo Beach

El abogado civil John Ray, quien representa a la familia de Shannon Gilbert, una de las víctimas, logró que se liberaran las cintas.

TELEMUNDO / Archivo

NUEVA YORK - "Alguien me persigue".

Shannan Gilbert, una trabajadora sexual de Nueva Jersey cuya desaparición desencadenó una investigación policial que expuso un misterio mucho mayor, dijo esa escalofriante frase en los primeros 90 segundos de una llamada al 911 que hizo la noche en que desapareció en Long Island.

Eran las 4:51 a.m. del 1 de mayo de 2010 cuando Gilbert llamó al 911 después de reunirse con un cliente, Joseph Brewer, en su casa en Oak Beach, una pequeña comunidad residencial cerca de Gilgo Beach.

Esa llamada duró 22 minutos. El 911 fue llamado dos veces más. El diálogo fue desorganizado. A veces, Gilbert era coherente. A veces ella no respondía en absoluto. Y en ocasiones, se la escuchaba gritar.

Escuche la primera llamada al 911 de Shannan Gilbert, sin editar, a continuación.

Lo que ocurrió en las grabaciones del 911 que involucraban a la mujer de 24 años la última noche en que fue vista con vida se mantuvo en secreto durante 12 años hasta que la policía de Suffolk las compartió el viernes, como parte de un esfuerzo continuo por la transparencia en torno al caso de Gilgo Beach, un caso que podría involucrar un asesino en serie.

Gilbert repitió esa frase: "Alguien me persigue. Hay alguien que me persigue. ¡Hay alguien que me persigue!". -- tres veces más a la despachadora de la Policía del Estado de Nueva York a quien otra despachadora del 911 le transfirió la llamada, revela el audio.

En dos ocasiones, la despachadora de la policía estatal preguntó por la ubicación de Gilbert. Gilbert respondió dos veces: "Hay alguien detrás de mí". Luego dijo que no sabía dónde estaba y preguntó si la despachadora podía rastrear la llamada. La despachador dijo que no podía.

A eso, Gilbert dijo: "Por favor. Hay alguien detrás de mí".

Esa primera llamada al 911 continúa durante otros 20 minutos. Un hombre se escucha intermitentemente en el fondo. Con frecuencia se escucha a Gilbert decir: "Por favor, para". Parece confundida. Más tarde se escuchan golpes, posiblemente golpes en la puerta y una respiración pesada en la línea, junto con la voz de un hombre, mientras la despachadora dice: "¡Hola! ¡Hola! ¡Hola!"

Después de 22 minutos y 42 segundos, la llamada se interrumpe y la despachadora aún intenta confirmar la ubicación de Gilbert.

Las grabaciones de las llamadas al 911 en Long Island relacionadas al caso de un presunto asesino serial en Gilgo Beach que fueron hechas públicas este viernes son, según un alto funcionario, "explosivas y espeluznantes".

El caso, que se centra en las muertes de 11 personas cuyos restos fueron encontrados en 2010 y 2011, ha conmocionado a la comunidad y a la policía que aún no determinan si se trata de la obra de un asesino en serie o si los responsables son varios criminales.

La mayoría de las víctimas eran mujeres jóvenes que habían sido trabajadoras sexuales. Varios de los cuerpos fueron encontrados cerca del pueblo de Gilgo Beach.

El comisionado de policía de Nueva York, Rodney Harrison, exjefe principal de la policía de Nueva York, prometió resolver este caso desde su nombramiento el año pasado.

En mayo de 2010, Shannon Gilbert desapareció en Gilgo Beach después de ser contratada como acompañante.

En diciembre se descubrieron los restos de cuatro mujeres enterradas junto a una carretera en sacos de arpillera. Todas habían sido trabajadoras sexuales.

En abril y mayo de 2011 también se encontraron los restos de otras seis personas. La policía cree que algunos podrían estar asociados con un segundo o incluso un tercer asesino.

Conoce aquí los detalles.

Los restos de Gilbert fueron encontrados en diciembre de 2011.

SHANNON GILBERT Y LOS ASESINATOS DE GILGO BEACH

Fue la desaparición de Gilbert lo que condujo al hallazgo de casi una docena de otros conjuntos de restos, la mayoría de ellos trabajadores sexuales de Craigslist que desaparecieron, y aunque los funcionarios de Suffolk dijeron anteriormente que no creen que el caso de Gilbert esté relacionado con los demás, las familias esperan que las llamadas al 911 podrían arrojar algo de luz sobre sus misterios pendientes.

El comisionado de policía del condado de Suffolk, Rodney Harrison, el exjefe de detectives de la policía de Nueva York, prometió una mayor apertura en la investigación en curso sin resolver desde su nombramiento en 2021. Las familias de las víctimas, las que fueron descubiertas en sacos de arpillera en un tramo desolado de Ocean Parkway en 2010, en medio de la búsqueda de Gilbert, han estado esperando durante años la publicación de las llamadas al 911 relacionadas con el caso de Gilbert.

Sin embargo, la demora involucró a una administración anterior. Harrison había dicho a principios de este año que publicaría las cintas siempre que no interfirieran con la investigación en curso. En los meses transcurridos desde entonces, Harrison, el quinto comisionado de policía de Suffolk que supervisó la investigación, compartió nuevas imágenes de video de Megan Waterman, una de las acompañantes de Craigslist encontrada muerta en ese tramo remoto de Ocean Parkway en diciembre de 2010, y nueva información de antecedentes sobre el caso llamado "Gilgo Four" o "Las cuatro de Gilgo" haciendo referencia a las cuatro víctimas inicialmente halladas.

Pero las grabaciones del 911, que el abogado de la familia Gilbert, John Ray, ha tratado de publicar durante más de una década, se han retenido hasta ahora. Los restos óseos de la mujer de Jersey City no se encontraron hasta diciembre de 2011, mucho después de los demás.

Fueron ubicados en un pantano en Oak Beach, donde ella pudo haber huido mientras hablaba por teléfono con el 911. Su forma de muerte no fue concluyente.

Ray y la madre de Gilbert, quien también fue asesinada por otra de sus hijas hace años, siempre mantuvieron que Gilbert fue asesinada. La policía del condado de Suffolk ha dicho durante mucho tiempo que el caso de Gilbert no parecía estar relacionado con los demás. Duplicaron eso en un video explicativo de casi 13 minutos de las llamadas al 911 como parte del comunicado de información del viernes.

Escuche a los funcionarios del condado de Suffolk describir las tres llamadas al 911, y presentar el sonido de las dos que no hizo Shannan Gilbert, a continuación.

LA NOCHE EN LA CUAL DESAPERCIÓ SHANNAN GILBERT

Gilbert, una acompañante de 24 años, desapareció en Oak Beach en mayo de 2010 después de que su conductor, un hombre llamado Michael Pak, la llevara allí para encontrarse con un cliente, Joseph Brewer. Ni Gilbert ni Pak conocían el área ni habían conocido a Brewer antes.

La voz de Pak fue una de las dos voces masculinas que se escucharon en la primera llamada al 911. Se le escucha preguntarle a Gilbert si ella está bien. Gran parte de las respuestas de Brewer son inaudibles. Se escucha a ambos hombres tratando de que Gilbert abandone la casa de Brewer. Gilbert en un momento le pregunta a Pak si la va a matar. Él le pregunta si está loca y dice: "Me estás asustando".

"Vámonos. Volvamos a Manhattan, ¿de acuerdo? Estamos en Long Island, estamos cerca del agua, así que del océano", dice Pak. Ella dice "No, para" y luego le ruega a su conductor que la ayude a salir de la casa. A veces parece paranoica, según el audio.

Finalmente, Gilbert salió corriendo de la casa de Brewer y se fue a la casa de un vecino, Gus Colletti. Ella todavía está en esa llamada inicial al 911. En la línea, se escucha a Colletti preguntarle a Gilbert varias veces si está bien. Respirando con dificultad, Gilbert responde: "Necesito ayuda".

Luego sale corriendo por la puerta y finaliza la llamada al 911 de Gilbert.

Fue entonces cuando Colletti llamó al 911. Eran las 5:22 a.m. El vecino dijo que Gilbert estaba "corriendo por aquí gritando y que había un tipo tratando de seguirla".

El hombre que la seguía era su conductor, Pak. Colletti los vio cerca de la puerta de salida de la Asociación de Oak Beach. Le dijo al 911 que seguiría vigilando hasta que llegaran los oficiales.

Entonces Gilbert llamó a la puerta de otro vecino. Esa fue Barbara Brennan, quien dijo que una mujer tocó a su puerta. Ella no la conocía y no la dejó entrar.

Pero "ella dice que está en peligro", le dijo Brennan al operador. La llamada termina poco después.

Gilbert salió corriendo nuevamente. Los investigadores creen que se desorientó en los juncos del pantano que pueden crecer hasta 12 pies de altura en la época del año en que desapareció, bloqueando las vistas de la carretera, el océano y cualquier otro localizador identificable, especialmente en la oscuridad.

Una trinchera corre de este a oeste a través de la marisma, gran parte de la cual puede ser intransitable cuando los juncos y las espinas están gruesas. Los investigadores creen que Gilbert siguió la trinchera. Algunas de sus pertenencias fueron encontradas a lo largo del camino.

No fue hasta diciembre de 2011, 19 meses después de la desaparición de Gilbert, que se encontraron sus restos a unos tres cuartos de milla de donde fue vista por última vez. La autopsia no fue concluyente, ni sobre la causa ni sobre la forma de la muerte.

Un patólogo privado contratado por la familia Gilbert también encontró pruebas insuficientes para confirmar la causa de la muerte. Pero ese patólogo dijo que había signos en los restos de Gilbert que eran consistentes con el estrangulamiento manual como causa potencial.

Los investigadores continúan afirmando, incluso en el video explicativo compartido el viernes, que no hay nada que sugiera que alguien siguió a Gilbert al pantano. Creen que se perdió en la maleza alta y sucumbió a los elementos.

La policía respondió a las llamadas al 911 de Colletti y Brennan. Pero cuando llegaron, Gilbert, Brewer y Pak ya no estaban. El auto de Pak también se había ido. La policía pensó que eso significaba que Gilbert marchó, lo que retrasó la búsqueda.

"El Departamento de Policía del condado de Suffolk está abierto a evaluar cualquier evidencia que nos ayude a nosotros y a todos los involucrados a determinar la causa definitiva de la muerte", dijo el oficial al mando de la Sección de Homicidios D/Lt. dijo Kevin Beyrer. "Sin embargo, con base en la evidencia, los hechos y la totalidad de las circunstancias, la opinión predominante es que la muerte de Shannan, aunque trágica, no fue un asesinato y probablemente fue un accidente".

TELEMUNDO / Archivo
Algunas de las presuntas víctimas de un posible asesino serial en Gilgo Beach.

LAS 'GILGO FOUR'

Siete meses después de la desaparición de Gilbert, en diciembre de 2010, los restos de Waterman y otras tres mujeres fueron encontrados en sacos de arpillera a un cuarto de milla de distancia en Ocean Parkway. Todos eran trabajadoras sexuales de Craigslist. Todas habían sido estrangulados.

En abril y mayo de 2011 también se encontraron los restos de otras seis personas.

Los investigadores no han podido determinar si un asesino en serie o varios sospechosos estuvieron involucrados, pero han dicho a lo largo de los años que no creen que una sola persona sea responsable de todas las muertes. No se han realizado arrestos y nunca se ha nombrado públicamente a ningún sospechoso en ninguno de los casos.

Los llamados "Gilgo Four" (Maureen Brainard-Barnes, Melissa Barthelemy, Megan Waterman y Amber Costella) fueron descubiertos durante la búsqueda de Gilbert.

La recompensa ahora es de $50,000 por información que conduzca a un arresto. Cualquier persona que tenga pistas sobre las víctimas o un posible sospechoso o sospechosos debe comunicarse con Crime Stoppers al 1-800-220-TIPS (8477).

Contáctanos