Policía: confiesa que se “frustró” con el bebé de su novia

El bebé de ocho semanas supuestamente no dejaba de llorar, según le contó a la policía.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Investigación de abuso infantil en condado Parker

    El menor está muy grave y sufre convulsiones. Mira el video y entérate de quién fue arrestado tras este incidente. (Publicado martes 19 de febrero de 2019)

    TEXAS – Un bebé de ocho semanas se debate entre la vida y la muerte tras ser presuntamente maltratado violentamente por un joven en el condado Parker, al oeste de Dallas.

    El menor estaba al cuidado de Kaleb Ray Eisenmann de 20 años, quien confesó a la policía que se frustró porque el bebé no dejaba de llorar y lo aventó con fuerza contra la cama, según la Oficina del Alguacil en el Condado de Parker.

    Él es novio de la madre del pequeño Jax quien se encuentra en el hospital Cook Children's y ya lleva dos transfusiones de sangre, sufre convulsiones diarias desde el día del incidente y permanece conectado a una máquina que lo mantiene con vida.

    Investigadores dijeron que el pasado 14 de febrero, la madre del menor trabajaba mientras Eisenmann cuidaba a sus tres hijos. Durante el día, él la llamó para decirle que el pequeño estaba resfriado porque no respiraba. Pero rumbo al hospital empezó a convulsionar.

    ''Es el síndrome del bebé sacudido, la parte de atrás del cerebro se mueve y sangra", explica el pediatra, Pablo Anglas.

    Eisenmann le confesó a la policía que "se frustró cuando el bebé estaba llorando y no pudo hacerlo parar", dijo la Oficina del Alguacil.

    "No lo golpeé con la cama", dijo Eisenmann a los investigadores, según las autoridades. "Pero lo acosté muy duro”.

    La fianza de Eisenmann se fijó en $50,000 y hasta el sábado en la noche se encontraba en la cárcel del condado de Parker. El caso está aún bajo investigación.

    La madre del pequeño Jax espera un milagro para que su hijo se recupere y vuelva a ser como antes. Mientras tanto recauda fondos para solventar los gastos médicos.