Voting Rights Act: Derecho de votar en español en EE.UU

La ley de derecho al voto prohíbe la discriminación con base en la raza, el color o el idioma de un votante.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Analizamos las reñidas elecciones de noviembre

    Segmento de Enfoque Telemundo 47 del domingo, 14 de octubre. (Publicado martes 16 de octubre de 2018)

    NUEVA YORK – La cifra de electores de origen hispano que podrían votar en las elecciones de medio término pautadas para el próximo martes 6 de noviembre roza los 29 millones, un número récord, según datos de Pew Research Center divulgados recientemente

    Según cifras de Pew, los mexicoestadounidenses constituyen el 63% de la mayoría de los habitantes hispanos en la nación, pero la población hispana es cada vez más diversa en el país.

    Después de los mexicanos, los tres grupos con mayor población son los puertorriqueños, que superan los 5 millones, seguidos por los cubanoestadounidenses y los salvadoreños, que suman aproximadamente 2.1 millones.

    Los otros grupos hispanos con poblaciones que superan el millón incluyen a los dominicanos, guatemaltecos y colombianos.

    Los hispanos representarán casi el 30% de la población en Estados Unidos para 2060, según cifras del Censo.

    Antes estas estadísticas, las organizaciones no partidistas que promueven el voto buscan que los electores que enfrentan barreras del idioma estén consientes acerca de su derecho de votar en su idioma, el cual está garantizado por la sección 203 de la ley de derecho al voto, o Voting Rights Act en inglés.

    Esta ley obliga al estado a proveer asistencia lingüística en los condados con grandes grupos de votantes de minorías que enfrentan barreras del idioma.

    La norma establece que los condados con más de un 5% de población votante de minoritarias, lo que representa más 10,000 residentes que pueden votar, deben proveer servicios de traducción y otros recursos, como papeletas en español.

    Además, la sección 2 de la ley de derecho al voto prohíbe la discriminación con base en la raza, el color o el idioma de un votante.

    De igual forma, la sección 208 de la ley otorga a los electores en cualquier estado del país el derecho a acudir a las urnas acompañador de un traductor.