Violencia doméstica: cuando la víctima es un hombre

Los casos de abuso sexual y doméstico en los que la víctima es un hombre van en aumento en todo el país.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Violencia doméstica: cuando la víctima es un hombre

    NUEVA YORK - La violencia doméstica contra los hombres es un problema creciente de salud pública, según las estimaciones de la Encuesta Nacional de Violencia Sexual y de Pareja (NISVS, por sus siglas en inglés).

    En todo el país, casi una cuarta parte de los hombres informaron haber sufrido algún tipo de abuso sexual, emocional y / o físico.

    La encuesta revela que aproximadamente 1 de cada 10 varones experimentó violencia sexual, violencia física y / o acoso por parte de una pareja íntima en algún momento de su vida.

    Los efectos psicológicos comúnmente relacionados con la violencia doméstica entre los hombres son miedo, preocupación sobre su seguridad y los síntomas del trastorno de estrés postraumático, entre otros.

    ESTADÍSTICAS REVELADORAS

    La encuesta encontró que los hombres experimentan una alta prevalencia de violencia de pareja, violencia sexual y acoso. La mayoría de los casos ocurre antes de los 25 años, aunque un gran número experimenta violencia antes de los 18 años.

    VIOLENCIA DE PAREJA

    Casi el 56% de los hombres que fueron víctimas de violencia sexual, violencia física y / o acoso por parte de una pareja íntima reportó haber experimentado estas formas de abuso antes de los 25 años.

    VIOLENCIA SEXUAL

    Los hombres y los niños pueden ser víctimas de violencia sexual, acoso y violencia de pareja. Estas formas de violencia pueden ocurrir en la infancia, la adolescencia o la edad adulta.

    La violencia de pareja íntima implica violencia física, violencia sexual, acoso, agresión psicológica y control sobre la salud reproductiva o sexual.

    La violencia sexual abarca la violación (penetración de la víctima), forzar a penetrar a otra persona, coacción sexual y / o contacto sexual no deseado.

    El acoso ocurre cuando alguien acosa o amenaza repetidamente a otra persona, lo que causa temor o preocupaciones sobre la seguridad.

    La encuesta encontró que:

    1-Casi 1 de cada 4 hombres en el país experimentó alguna forma de violencia sexual en su vida.

    2-Aproximadamente 1 de cada 14 hombres en fueron obligados a penetrar a alguien durante su vida.

    3-Más de 1 de cada 38 hombres experimentó una violación consumada o intento de violación.

    4-Aproximadamente el 71% experimentó una violación consumada o intento de violación antes de los 25 años.

    5-Aproximadamente 1 de cada 17 hombres fueron víctimas de acoso en algún momento de su vida.

    6-Casi el 41% de las víctimas masculinas experimentaron el acoso por primera vez antes de los 25 años.

    VIOLACIÓN VS. PENETRACIÓN FORZADA 

    La penetración forzada es una forma de violencia sexual que algunos en el campo de la práctica consideran similar a la violación. Los CDC clasifican la violación y la penetración forzada como conceptos separados y como dos tipos distintos de violencia con consecuencias potencialmente diferentes.

    Dada la carga de estas formas de violencia en la vida de los estadounidenses, es importante comprender la diferencia para crear conciencia.

    La violación implica cualquier penetración no deseada mediante el uso de fuerza física o cuando la víctima no lo pudo consentir debido a que se encontraba bajo la influencia del alcohol o sustancias, ya sea por consumo voluntario o no.

    La penetración forzada ocurre cuando la víctima es obligada a penetrar a otra persona como resultado de la fuerza física o cuando la víctima no pudo consentirlo debido a que se encontraba bajo la influencia del alcohol o sustancias, ya sea por consumo voluntario o no.

    ESTADÍSTICAS DE LOS CDC

    El 87% de las víctimas masculinas de violación reportaron que sus agresores fueron otros hombres.

    El 79% de los hombres víctimas de la penetración forzada reportaron que sus agresoras eran mujeres.

    El 82% de los hombres víctimas de contacto sexual no deseado reportaron que sus agresoras eran mujeres.

    El 53% de las víctimas masculinas de contacto sexual no deseado reportaron que sus agresoras eran mujeres.

    Visita la página de los CDC para más información.