Vibrio vulnificus: la bacteria “comecarne” en aguas de NJ

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Bacteria "comecarne" en aguas de Nueva Jersey

    Un hispano de Nueva Jersey batalla por no perder sus extremidades luego de contagiarse con un tipo de bacteria "comecarne" en aguas del río Maurice.

    (Publicado martes 31 de julio de 2018)

    NUEVA JERSEY – Un hispano amante de la pesca de nuestra área batalla por no perder sus extremidades luego de contagiarse con un tipo de bacteria "comecarne" en aguas del río Maurice, al sur del Estado Jardín.

    Ángel Pérez, de 60 años y residente de Millville, se encontraba pescando cangrejos en el río cuando sintió hinchazón y dolor en manos y pies, relató su hija Dilena Pérez Dillon. El caso ocurrió el pasado 2 de julio, según la familia.

    El padre hispano permanece hospitalizado en Cooper University Hospital.

    Pérez Dillon dijo que las primeras palabras de su padre, cuando le removieron los tubos para respirar, fueron "no dejes que me quiten las piernas, por favor, no lo permitas".

    Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la bacteria “comecarne” que Pérez contrajo es especialmente peligrosa.

    La bacteria Vibrio vulnificus puede causar ampollas y dolorosas lesiones de la piel. La condición es conocida como fascitis necrosante, la cual se propaga rápidamente y destruye los tejidos blandos del cuerpo. Necrosante significa que “causa la muerte de los tejidos”.

    Los CDC estiman muy pocos casos en Nueva Jersey.

    Según el sitio web del condado de Cape, la bacteria Vibrio se encuentra naturalmente en aguas costeras marinas y es más común en aguas más cálidas, como las del Golfo de México. Existen varios tipos de bacterias Vibrio que causan enfermedades en las personas, aunque las más comunes son Vibrio alginolyticus, Vibrio cholerae, Vibrio parahaemolyticus y Vibrio vulnificus.

    Sin embargo, los CDC informan que la Vibrio es un riesgo común para las personas afectadas por inundaciones. Después del huracán Harvey, una infección bacteriana carnívora causó al menos una muerte, según la agencia.

    La mayoría de las 80,000 infecciones por vibriosis que ocurren en los Estados Unidos cada año son menos serias, según los CDC. Las estimaciones sugieren que 52,000 de esos casos son probablemente el resultado de comer alimentos contaminados, especialmente mariscos crudos.

    Alrededor del 80% de esas infecciones ocurren entre mayo y octubre, cuando el agua es particularmente cálida, una condición ideal para que las colonias de bacterias crezcan y prosperen.

    Síntomas de la infección bacteriana

    La fascitis necrosante es causada con mayor frecuencia por la bacteria Streptococcus del grupo A y algunos otros tipos, de acuerdo con los CDC.

    La agencia establece que la fascitis necrosante es más peligrosa en personas con enfermedades crónicas o sistema inmunológico comprometido.

    La enfermedad debilita el sistema inmunitario, aunque la bacteria generalmente inicia en un corte o herida.

    Normalmente, la condición inicia con dolor extremo, ardor, hinchazón y sensación de un tirón muscular. Los CDC informan que los síntomas se tornan más severos rápidamente.

    Las áreas extendidas de piel descolorida también son un signo de la condición.

    Si un pescador o bañista sufre los síntomas o se percata de una ampolla o lesión anormal en la piel, además de fiebre, escalofrío y vómito, es recomendable acudir a un hospital de inmediato. 

    No consuma ostras y mariscos crudos

    Los mariscos en cocha deben ser hervidos. Cuando se abren, deben ser cocinados al menos otros 9 minutos.

    Use ollas pequeñas para hervir o cocinar al vapor los mariscos. No cocine demasiados en la misma olla porque los que están en el medio pueden no cocinarse por completo. Deseche cualquier marisco que no se abra durante la cocción.

    Para las ostras sin concha, es aconsejable hervirlas o cocinarlas a fuego lento durante al menos 3 minutos o hasta que los bordes se curven, después de eso fríalos en aceite a 375 grados durante al menos 10 minutos. También las puede hornear a 450 grados durante 10 minutos.

    Cuando compre mariscos, las conchas deben estar completamente cerradas. Deseche cualquier crustáceo con conchas ya abiertas.

    Para más información pulsa aquí.