Rara ‘flor cadáver’ a punto de florecer en Nueva York y esparcir su putrefacto aroma

El Jardín Botánico de Nueva York ofrece a los visitantes el espectáculo de la floración de una de las flores más grandes y fétidas del mundo.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Rara ‘flor cadáver’ a punto de florecer

    (Publicado martes 25 de junio de 2019)

    NUEVA YORK — El Jardín Botánico de Nueva York ofrece a los visitantes el espectáculo de la floración de una de las especies vegetales más grandes y fétidas del mundo, por lo que los espectadores deberán prepararse para un aroma nauseabundo.

    Una Amorphophallus titanum está a punto de florecer en el Conservatorio Enid A. Haupt del jardín botánico. El raro espécimen es conocido como "flor cadáver” por el olor putrefacto que emana durante su breve floración, que dura apenas entre 24 a 36 horas.

    Tan insoportable es su aroma que algunos lo comparan con el de la carne podrida.

    Su fuerte y distintivo olor estará en su punto más intenso durante su florecimiento máximo, explicó el jardín botánico. La apertura final de la floración es impredecible, pero se espera que ocurra en la próxima semana o en la siguiente.

    El ciclo de floración se produce extremadamente rápido. El 15 de mayo de 2019, los horticultores del jardín botánico notaron un brote que emergía del suelo en el contenedor de la flor cadáver, pero no estaban seguros si era una hoja o el capullo de una flor. El 17 de junio confirmaron que era un capullo de flor.

    Según el jardín botánico, la flor cadáver es una espiga que crece 12 pies de altura en su hábitat natural y alrededor de seis a ocho pies de altura en cultivo.

    Su ciclo de floración impredecible y su hedor notorio son parte del atractivo de la planta. Nativa de Sumatra en Indonesia, una "flor cadáver" joven tarda entre siete y 10 años en almacenar suficiente energía para comenzar su ciclo de floración, según el jardín botánico.

    Sin embargo, el ciclo de vida de la floración es de solo uno o dos días. En los primeros días del ciclo de floración, el brote crece entre cuatro y seis pulgadas por día, pero luego el crecimiento aminora significativamente.

    Aunque la floración de esta planta es una rareza, en los últimos años hemos tenido espectáculos impredecibles. Una "flor cadáver" floreció en el Hemisferio Occidental por primera vez el 8 de junio de 1937 en el Jardín Botánico de Nueva York y una segunda planta floreció en 1939.

    Casi 80 años después, un nuevo espécimen floreció en el jardín botánico el 28 de julio de 2016, desencadenando la euforia entre las multitudes.

    Luego, el 26 de junio de 2018, otra flor de cadáver comenzó a florecer en el jardín botánico, algo que celebraron los amantes de las flores.

    La nada agradable fragancia de esta peculiar flor malva puede alcanzar un radio de casi 2 kilómetros.