Plantean licencia de conducir para indocumentados en NY

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Licencias de conducir para indocumentados

    Los inmigrantes indocumentados podrían obtener la licencia de conducir en Nueva York de aprobarse un proyecto de ley.

    (Publicado miércoles 18 de abril de 2018)

    NUEVA YORK – Los inmigrantes indocumentados podrían obtener la licencia de conducir en Nueva York de aprobarse un proyecto de ley.

    Sin embargo, el destino de la medida enfrenta incertidumbre antes de que la sesión legislativa finalice en junio.

    La lucha por la propuesta data de más de una década, desde la administración del exgobernador Eliot Spitzer.

    Los defensores se reunieron el miércoles en Albany para presionar por la aprobación de la legislación, argumentando que otros estados de la nación proveen el documento a sus inmigrantes indocumentados.

    "Esta no es la primera vez que se presenta una propuesta para extender las licencias de conducir a más neoyorquinos", dijo el asambleísta Marcos Crespo, quien patrocina el proyecto de ley. "Pero esta es una mejor versión. Este es el momento adecuado y es lo correcto para el estado de Nueva York por varias razones”.

    Si se aprueba, el proyecto de ley conocido como “Driver License Access and Privacy Act” permitiría a los indocumentados obtener licencias de conducir con un pasaporte emitido en otro país como identificación.

    Los defensores dijeron que la ley otorgaría a los inmigrantes su derecho a conducir y evitaría que manejen ilegalmente o que busquen licencias falsas o emitidas en otros estados.

    Le legislación procuraría $57 millones en ingresos anuales al estado, según la Coalición de Inmigración de Nueva York.

    Se estima que 265,000 inmigrantes obtendrían su licencia si se aprueba la ley, de acuerdo con el Instituto de Política Fiscal. Esa estimación incluye 500 licencias en Binghamton, 1000 en Utica, 2500 en Buffalo y 3000 en Rochester.

    La Asamblea, liderada por los demócratas, respalda la propuesta, pero se prevé un revés en el Senado, controlado por los republicanos.

    En 2007, el entonces gobernador Eliot Spitzer, un demócrata, emitió una orden ejecutiva que permitía a los indocumentados obtener licencias de conducir mostrando un pasaporte extranjero como identificación.

    Pero la orden ejecutiva fue desechada por los republicanos.