Muere pequeño baleado tras agónica semana en coma

El pequeño de 10 años recibió un disparo en el cuello durante un juego de fútbol entre secundarias.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Niño grave tras balacera en partido de fútbol

    (Publicado lunes 18 de noviembre de 2019)

    NUEVA JERSEY – El pequeño de 10 años que fue baleado el viernes por la noche durante un partido de fútbol americano en una escuela secundaria en Jersey Shore ha muerto, informaron el mércoles las fuerzas de la ley.

    Micah Tennant, quien viajó con su familia desde Atlantic City para observar el juego, estuvo en coma en el Hospital de la Universidad de Cooper en Camden. El pequeño recibió un disparo en el cuello al desencadenarse una balacera en las gradas durante el partido de fútbol entre las escuelas secundarias de Pleasantville y Camden.

    "Las palabras en este momento son insuficientes para retratar la ira y la indignación que siente nuestra comunidad con respecto a su pérdida", dijo en un comunicado de prensa el fiscal del condado de Atlantic, Damon Tyner. 

    Otro herido, identificado como Ibn Abdullah, era el objetivo previsto y estaba armado, según la policía. Un menor de 15 años también sufrió heridas, pero ya fue dado de alta del hospital.

    El presunto tirador, identificado como Alvin Wyatt, de 31 años y residente de Atlantic City, está acusado de tres cargos de intento de asesinato y dos cargos de posesión ilícita de armas, dijo Tyner. El hombre fue capturado por un oficial de Pleasantville tras la balacera.

    Otros tres hombres, identificado como Michael Mack, de 27 años, Tyrell Dorn, de 28, y Shahid Dixon, de 27, todos residentes de Atlantic City, y Vance Golden, de 26 años, residente de Pleasantville, están acusados de posesión ilícita de un arma.

    Alvin Wyatt is accused of shooting two boys and a man int he crowd at a Nov. 15, 2019 high school football game between Pleasantville and Camden high schools. See Larger
    Crédito de la foto: NBC10 / Atlantic City Prosecutor's Office

    Los acusados condujeron hacia Atlantic City con los faros apagados tras la balacera. Uno de los hombres arrojó un arma desde un puente levadizo; sin embargo, los investigadores lograron encontrarla y será usada como prueba.

    Según la pesquisa, el tiroteo no tiene relación con el partido.

    "A diferencia de algunos de los tiroteos ocurridos en las instalaciones de la escuela en todo el país, este incidente no tuvo nada que ver con los estudiantes de Pleasantville High School o Camden High School", aclaró Damon Tyner, fiscal del condado de Atlantic.

    "El partido solo sirvió como una oportunidad para que estos criminales concretaran una pequeña venganza unos contra otros. Como resultado, un niño inocente fue herido en el fuego cruzado. Nuestra comunidad no será rehén de unos cuantos que tienen la intención de poner en peligro nuestra seguridad y la seguridad de nuestros hijos”, añadió.

    Los equipos de las escuelas secundarias tienen previsto volver a jugar en el Lincoln Financial Field de Filadelfia el miércoles a las 4 p.m. El partido se encontraba en el tercer cuarto cuando ocurrió el tiroteo, por lo que jugarán solo los minutos restantes. Ambas escuelas otorgarán pases gratuitos a los padres de los jugadores y a los miembros de la familia, pero el juego estará cerrado al público.

    Pleasantville High School se ubica a unas 7 millas al oeste de Atlantic City y en meses recientes ganó un título de división por primera vez en 43 años.

    En los videos obtenidos por nuestra cadena hermana NBC10 se observa la desesperación de las familias por ponerse a salvo en medio de la balacera. Según los testigos, se escucharon al menos seis disparos.

    Los espectadores en pánico y algunos jugadores derribaron una valla de seguridad en su afán por escapar del campo de juego.