El alcance de la MS-13 en Nueva Jersey

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Fuerte presencia de MS-13 en Nueva Jersey

    Autoridades revelan la creciente presencia de la peligrosa pandillla MS-13 en partes de Nueva Jersey. (Publicado martes 16 de octubre de 2018)

    NUEVA JERSEY – Agentes de policía en Nueva Jersey por mucho tiempo han estado combatiendo a la peligrosa red de pandillas Mara Salvatrucha o MS- 13 que se originó en Los Ángeles pero que se ha expandido a otras regiones de Estados Unidos, incluyendo algunos vecindarios del Estado Jardín. 

    Funcionarios federales y estatales encargados de hacer cumplir la ley dicen que las mayores concentraciones de pandillas ahora se encuentran en la costa Este de país.

    La pandilla, cuyo lema es "mata, viola, controla" no ha sido nada fácil de controlar. El Procurador General Jeff Sessions anunció una ofensiva en 2017, advirtiendo: "Vamos tras de ustedes."

    Presencia en Nueva Jersey

    La MS-13 tiene un historial violento en el Estado Jardín.

    Este martes estadísticas de la policía de Nueva Jersey revelaron de manera alarmante que la presencia de esta peligrosa pandilla se extiende a casi 70 municipios de Nueva Jersey.

    La mayor parte de sus miembros están presentes en ciudades con una gran población de inmigrantes como Elizabeth, Plainfield, Newark, West New York y Union City.

    Según la división anti pandillas de West New York, ahora estos delincuentes no utilizan sus colores azul y blanco, ya no se hacen tatuajes ni usan los números o señales que los identifican, sino que buscan integrarse en la comunidad y operan en silencio.

    En abril de 2018, Miguel Corea Díaz, uno de los principales líderes de la MS-13 en la costa Este, fue extraditado a el condado de Hudson desde Maryland, donde también enfrentó cargos por drogas.

    Corea Díaz es acusado de ordenar golpiza y asesinatos mientras dirigía las operaciones de drogas MS-13 en Nueva York, Nueva Jersey, Maryland, Texas y otros lugares. Él se ha declarado no culpable.

    La MS-13, o La Mara Salvatrucha, recluta a jóvenes adolescentes de El Salvador y Honduras, aunque muchos miembros de pandillas nacieron en los Estados Unidos.

    En agosto de 2018, el Fiscal General de El Salvador, Douglas Meléndez explicó en conferencia de prensa que se giraron 628 órdenes de captura a nivel nacional en contra de miembros de la MS 13 por los delitos de homicidio, extorsiones, privación de libertad, intento de homicidio y feminicidio.

    Meléndez confirmó la captura de al menos 18 cabecillas de diferentes niveles de la pandilla y afirmó que han logrado descabezar a la MS 13 a nivel nacional. Estos cabecillas serían los que dirigían las operaciones criminales y habrían ordenado homicidios de policías y feminicidios.

    Asimismo, informó que se logró impactar una red de tráfico de drogas que dirigían líderes de las pandillas en la zona metropolitana de San Salvador y en el occidente del país y que en los últimos meses habían extendido sus operaciones en el pacífico salvadoreño.