Inmigrantes renuncian a beneficios por temor a perder residencia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Inmigrantes temen usar beneficios del gobierno

    Residentes legales están renunciando a sus beneficios de salud por temor a represalias. (Publicado miércoles 5 de diciembre de 2018)

    Los neoyorquinos no deberían tener que elegir entre la atención médica y una tarjeta verde — es lo que dijeron autoridades neoyorquinas en una conferencia de prensa este miércoles.

    Autoridades revelaron que hay residentes legales que están renunciando a sus beneficios de salud y de cupones de alimentos para no perder su estatus migratorio.

    "Están tomando una decisión muy grave de no tomar beneficios médicos o alimentos que necesiten para la familia," dijo la comisionada de inmigración, Mita Mostoffi.

    La decisión de los inmigrantes refleja el temor entre la comunidad ante la propuesta del gobierno federal de afectar la residencia de una persona que esté recibiendo asistencia pública.

    Este miércoles, médicos denunciaron qué hay miedo y confusión entre los pacientes, pero que no deben temer y beneficiarse de la asistencia. Al tiempo que funcionarios electos recordaron el valor y los aportes de los inmigrantes en esta ciudad.

    "Más de 3 millones de inmigrantes aquí en Nueva York que contribuyen con 200 millones de dólares al año a la economía. Necesitamos la comunidad y les decimos que este cargo público es una propuesta y que vamos a seguir luchando," dijo la concejal Carolina Rivera.

    Una lucha que por ahora se concentra en la necesidad de hacer comentarios contra la propuesta.

    El lunes vence el periodo de 60 días para  hacer comentarios y hasta ahora 125 mil neoyorkinos se han pronunciado.

    "Queremos llegar a 200 mil para que haya una respuesta del público bien fuerte oponiéndose a esa política, de aquí al lunes pero la lucha no se acaba el lunes," agregó el concejal Mark Levine.

    Uno vez el gobierno analice los comentarios, se tomará una decisión final. Por eso desde ya activistas están listos para la batalla legal que se presente.

    "Nosotros estamos preparados  con nuestros aliados y colegas de todo el país para usar todas las herramientas que tenemos para luchar contra esto, sea con el periodo de comentario público, en las cortes, en las calles, en el congreso, en donde sea," dijo Max Handler de la Coalición de Inmigrantes.