Estatuas de Trump aparecen en Brooklyn con peculiar llamado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Estatuas de Trump aparecen en Brooklyn con peculiar llamado
    Porcupine Armadillo
    Un artista en Brooklyn quiere que sus creaciones recientes permitan al público "aliviarse" de la ira o cualquier frustración que pueda tener hacia el presidente. Phil Gable ha creado y colocoado estatuillas por Brooklyn invitando a la gente — y mascotas — a orinar sobre ellas.

    NUEVA YORK - Un artista en Brooklyn ha declarado que sus creaciones recientes permitirían al público "aliviarse" de la ira o cualquier frustración que pudiera tener hacia el presidente Donald Trump.

    El artista Phil Gable, que ha trabajado en publicidad y se desempeña como director creativo de la compañía de contenido de marca Porcupine Armadillo, ha creado y colocado estatuillas por todo Brooklyn para invitar a los residentes —y mascotas— a orinar sobre ellas.

    "Pee On Me" (u “Orina sobre mí”), es la consigna colocada enfrente de la estatua. "Cortesía de Porcupine Armadillo".

    "Siempre me ha gustado el humor político", dijo Gable.

    El artista agregó que, en particular, con la administración actual, "la gente necesita "reírse para sobrevivir".

    Gable explicó que una mujer y sus dos hijos se le acercaron cuando estaba preparando una de las estatuillas y le agradecieron la peculiar idea.

    Aunque Gable comenta que la respuesta a sus estatuas "ha sido excelente hasta ahora" y que la mayoría de las personas las encuentran graciosas, algunos se han ofendido.

    "Algunos demócratas se han ofendido porque creen que es desagradable, y algunos partidarios de Trump se han ofendido porque piensan que es una falta de respeto", expresó.

    Gable comentó que todos tienen derecho a expresar su opinión "pero cuando miras lo que Donald Trump ha dicho y hecho públicamente, y si miras lo políticamente incorrecto que es, creo que este proyecto es bastante alegre en comparación".

    Gable dijo que si su proyecto le da a la gente "un pequeño momento de ligereza en medio de un ciclo de malas noticias, eso me hace feliz" y espera que su trabajo haga reflexionar a personas de todas ideologías políticas.

    "Si puedo darles una risa y un pequeño descanso de su día, eso es genial", dijo. "Y si esto hace que cualquier persona en cualquier punto del espectro político pueda contemplar el concepto de decencia en un momento en que esta administración es tan hostil contra tantos grupos, eso también es bueno".