El condado Hudson le cierra las puertas a ICE

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El condado Hudson le cierra las puertas a ICE

    El condado Hudson, en donde el 43.2% de la población es hispana, según el Censo, decidió finaliza su controvertida colaboración con agentes federales de inmigración.

    (Publicado lunes 5 de marzo de 2018)

    NUEVA YORK – El condado Hudson, en donde el 43.2% de la población es hispana, según el Censo, decidió finalizar su controvertida colaboración con agentes federales de inmigración.

    Tras varias protestas y la presión de defensores y activistas, las fuerzas del orden locales anunciaron que finalizarán el programa comúnmente conocido como 287 (G), que otorga a los funcionarios de prisiones el poder de notificar al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) sobre los reclusos sin estatus legal en el Estados Unidos.

    El 60% de la población de reclusos estaba integrada por indocumentados hasta octubre pasado, según autoridades.

    El anuncio se realizó luego de que organizaciones comunitarias emprendieran varias protestas reclamando el fin de la colaboración entre las cárceles locales y las autoridades de inmigración. El polémico programa fue renovado en el año 2016.

    Tom DeGise, ejecutivo del condado Hudson, dijo en un comunicado que la Ley de Reforma de la Justicia Penal del Estado es una de las principales razones para terminar la asociación con ICE.

    La población carcelaria actual es de unos 600 reclusos, pero la cifra continúa en descenso.

    “El personal del ICE ahora deber ser capaz de llevar a cabo este trabajo sin que eso represente ningún impacto en la seguridad pública”, dijo DeGise.

    Sin embargo, la finalización del programa no significa necesariamente que ICE no tenga acceso a los reclusos indocumentados.

    Según defensores, la agencia federal tiene una oficina en la cárcel del condado y ahora su personal será el encargado de identificar directamente a los presos sin estatus legal en el país.

    La organización Community Initiatives for Visiting Immigrants in Confinement, que presentó una queja en 2016 en nombre de 61 detenidos que reclamaron negligencia médica en la cárcel, dijo que la decisión era "un primer paso maravilloso".

    "Sin embargo, el condado debe hacer más", dijo Christina Fialho, directora ejecutiva del grupo. "Debe finalizar su contrato con ICE y frenar la detención de inmigrantes en el Centro de Detenciones del Condado de Hudson".

    La muerte en junio pasado de un inmigrante indocumentado de El Salvador, quien había estado bajo custodia policial en la cárcel, provocó una protesta pública sobre la presunta mala atención médica en las instalaciones.

    Sin embargo, ese recluso, identificado como Carlos Mejía-Bonilla, de 44 años, fue llevado a la cárcel como un detenido de las autoridades de inmigración y no bajo el programa 287 (G).

    ICE actualmente tiene acuerdos 287 (G) con 75 agencias de aplicación de la ley en 20 estados y ha capacitado y certificado a más de 1,822 funcionarios estatales y locales, según la información en su sitio web.

    En Nueva Jersey, el Centro Correccional del Condado de Cape May, la Oficina del Sheriff del Condado de Salem y la Oficina del Sheriff del Condado de Monmouth aún participan en el programa.