Investigan más de una docena de edificios de Kushner Cos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Acusado el yerno de Trump de falsificar documentos

    Jared Kushner presuntamente falsificó permisos de construcción y acosó a inquilinos, según las autoridades. (Publicado lunes 19 de marzo de 2018)

    NUEVA YORK – El Departamento de Edificios (DOB, por sus siglas en inglés) reveló que investiga una “posible actividad ilegal” asociada a los permisos de construcción en 13 desarrollos de la empresa Kushner Cos., que fue administrada por el yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner.

    La Associated Press informó el domingo que una organización de derechos de inquilinos encontró que la empresa Kushner Cos. había presentado más de 80 solicitudes de permisos de construcción de 34 edificios en toda la ciudad entre 2013 y 2016, indicando que no tenía unidades de renta regulada. Pero los documentos tributarios demostraron lo contrario, con más de 300 unidades bajo esta protección.

    El concejal Ritchie Torres inició esta semana una investigación contra la empresa que administró Jared Kushner, la cual habría falsificado permisos de construcción y acosado a inquilinos en edificios de renta regulada.

    Según el concejal Torres, durante la administración de Kushner, la empresa Kushner Cos. presentó de forma rutinaria documentos falsos que reclamaban que en sus edificios no existían apartamentos de renta regulada.

    El funcionario dijo que el engaño debería haber sido descubierto hace mucho tiempo debido a que los documentos están en línea y son públicos.

    El concejal Torres expresó que el DOB debió haber notado que los documentos falsificados contradicen los documentos de impuestos presentados con otra agencia de la ciudad.

    "El escándalo no es solo es el engaño de Kushner Cos. El escándalo es lo disfuncional de la burocracia de la ciudad”, comentó Torres, presidente del Comité de Investigaciones del Concejo. "La mano derecha del gobierno de la ciudad no sabe lo que la mano izquierda está haciendo”.

    Los documentos falsificados permitieron a Kushner Cos. evadir el escrutinio de las autoridades mientras concretaba sus proyectos de construcción, según la investigación.

    El desarrollador de bienes raíces incurrió en la ilegalidad cuando Jared Kushner, que ahora es asesor de Trump, dirigía la empresa, reveló Torres.

    La organización que sacó a flote el caso, Housing Rights Initiative, dijo que los documentos falsificados hicieron más fácil para Kushner Cos. el hostigamiento contra inquilinos de renta regulada, de modo que la empresa pudiera expulsar de sus apartamentos a los inquilinos de bajos ingresos y reemplazarlos con los que pueden pagar una renta más alta.

    Los inquilinos desplazados, y los que viven actualmente en los tres edificios en Queens, una vez propiedad Kushner Cos., dijeron a la AP que fueron sometidos a una extensa y molesta construcción, con golpes, perforaciones, polvo y fugas de agua.

    El cartero Rudolph Romano dijo que además de las plagas y el ruido excesivo, los inquilinos se enfrentaron a un aumento del alquiler del 60%.

    Kushner Cos. vendió los tres edificios de Queens el año pasado por $60 millones, casi un 50% más de lo que pagó.

    Los registros de impuestos muestran que los apartamentos de renta regulada sumaban hasta el 94 %, pero el número cayó a 25% en 2016 cuando Kushner se hizo cargo.

    "Kushner Cos. hizo la vida de muchos de sus inquilinos un infierno", dijo Aaron Carr, fundador de Housing Rights Initiative.

    La oficina del fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, informó el lunes que también estaba investigando el caso y planeó una reunión con representantes de los inquilinos en días próximos.

    El Kushner Cos. dijo en un comunicado de prensa el lunes que "la investigación está tratando de crear un problema donde no lo hay. Kushner Cos. no falsifica intencionalmente licencias del Departamento de Edificios en un esfuerzo por acosar a los inquilinos”.

    La compañía dijo que subcontrata la preparación de dichos documentos a terceros, los cuales son revisados por un abogado independiente.

    "Si se identifican errores se toman medidas correctivas de inmediato sin ningún beneficio financiero para la compañía", se lee en el comunicado de prensa.

    Casi todas las solicitudes de permisos fueron firmados por un empleado de Kushner, y en ocasiones por su jefe de operaciones. Ninguno fue firmado por el propio Jared Kushner.

    Por su lado, el Departamento de Edificios de Nueva York dijo que su investigación sobre el asunto está en curso y que se ha llevado a cabo una serie de medidas para detectar futuras falsificaciones.

    Presentar documentos falsos ante el Departamento de Edificios para obtener permisos de construcción es un delito menor puede llevar a multas de hasta $ 25.000.

    El concejal Torres dijo que impulsaría acción penal si se descubren más pruebas de ilegalidad.

    Jared Kushner, quien renunció como CEO del Kushner Cos. el año pasado antes de asumir su función de asesor en la Casa Blanca, vendió parte de sus bienes inmuebles según lo dispuesto en las reglas de ética del gobierno; sin embargo, retuvo participaciones de muchas propiedades, incluyendo Westminster Management, una subsidiaria de Kushner Cos. que supervisa las propiedades residenciales.

    La información financiera pública del año pasado reveló que el yerno de Trump aún posee una participación en Westminster y que ganó $1.6 millones de dólares de la misma.