¿Cómo saber si mi hijo está en pandillas?

Para algunos padres resulta difícil reconocer las señales de riesgo, pero un cambio repentino en la conducta y los hábitos pueden advertir a la familia.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ¿Cómo saber si mi hijo está en pandillas?
    Los niños y adolescentes pueden sentir presión para imitar y seguir a los amigos que son miembros de una pandilla. Para algunos padres resulta difícil reconocer las señales de riesgo, pero un cambio repentino en la conducta y los hábitos pueden advertir a la familia.

    NUEVA YORK – Los niños y adolescentes pueden sentir presión para imitar y seguir a los amigos que son miembros de una pandilla. Para algunos padres resulta difícil reconocer las señales de riesgo, pero un cambio repentino en la conducta y los hábitos pueden advertir a la familia.

    Trinitarios: ¿Cómo identificar señales de alerta?Trinitarios: ¿Cómo identificar señales de alerta?

    Expertos hacen recomendaciones a padre para evitar que sus hijos se integren a la peligrosa pandilla.

    (Publicado martes 16 de abril de 2019)

    Antes de hablar con los niños y adolescentes acerca del riesgo que implica involucrarse en actividades de pandillas, es recomendable que los padres comprendan por qué sus hijos se sienten atraídos por una banda. El Departamento de Policía de Nueva York advierte que factores como la búsqueda de pertenencia y aprobación y la presión de otros menores pueden influir.

    RECONOCER LOS SIGNOS DE ALERTA

    Un repentino cambio de apariencia (estilo de ropa y zapatos, peinado, accesorios como pañoletas), nuevas palabras de jerga, nuevos amigos, distanciamiento de antiguos amigos, mal humor, comportamiento agresivo o asocial, posesión de artículos caros que los padres no compraron y ensimismamiento podrían ser algunas señales importantes.

    Pon atención si tu hijo:

    • Admite "salir" con miembros de pandillas
    • Muestra un interés inusual en uno o dos colores particulares de la ropa, un logo o un número en particular
    • Tiene un interés inusual en cierta clase de música, videos, películas o sitios web
    • Utiliza señales de mano inusuales para comunicarse con amigos
    • Tiene dibujos específicos o símbolos de pandillas en los libros escolares, ropa, paredes o tatuajes
    • Vuelve a casa con lesiones físicas inexplicables, como contusiones y heridas en manos y nudillos
    • Tiene dinero o artículos costosos, como joyas o ropa de diseñador
    • Porta un arma
    • Ha estado en problemas con la policía
    • Muestra cambios negativos de comportamiento, como alejarse de la familia y disminución de la asistencia escolar o rendimiento académico.
    • Sale tarde de casa sin razón
    • Rompe las reglas consistentemente
    • Jerga callera

    ¿POR QUÉ MI HIJO SE UNIRÍA A UNA PANDILLA?

    La adolescencia es una etapa en la que los menores comienzan a definir su propia identidad y muchos buscan nuevos grupos de amigos como medio para ganar aceptación. Las pandillas pueden satisfacer esta necesidad y proporcionar “recompensas” que no pueden obtener en el hogar: dinero, adrenalina, drogas, alcohol o sexo.

    • Los niños y jóvenes pueden unirse a las pandillas en busca de:
    • Reconocimiento
    • Emoción
    • Amigos
    • Aceptación
    • Un sentimiento de pertenencia
    • Poder y control sobre otras personas
    • Dinero fácil y acceso a artículos costosos
    • Protección de otros menores y del ‘bullying’
    • Territorio
    • Respeto

    ENTRE LA FANTASÍA Y LA REALIDAD

    Los niños y jóvenes pueden idealizar la pertenencia a una pandilla y sentirse recompensados por factores inmediatos como el dinero fácil o la adrenalina, sin embargo, los padres pueden ayudar a sus hijos a comprender los riesgos a mediano y largo plazo, incluyendo la pesada responsabilidad que implica cometer un delito mayor, una vida por iniciar truncada tras las rejas, ser víctima de violencia o incluso morir.

    ¿CUÁL ES LA POSIBILIDAD DE QUE MI HIJO SE INTEGRE A UNA PANDILLA?

    Los niños en los primeros años de la adolescencia (12-14 años) se encuentran en un período vulnerable y es cuando aumenta la posibilidad de se unan a una pandilla, sin embargo, los bandas reclutan niños tan jóvenes como de tercer grado, según el NYPD.

    En los adentros de la temida pandilla “Trinitarios”En los adentros de la temida pandilla “Trinitarios”

    Los trinitarios se formaron hace 25 años en el seno de la tristemente célebre prisión Rickers, en una isla frente a Manhattan.

    (Publicado jueves 2 de mayo de 2019)

    Existen diversos factores de riesgo, incluyendo dificultades en la escuela y la falta de la supervisión de los padres. Los expertos coinciden en que los padres pueden jugar un papel importante en mantener a los niños fuera de las pandillas con acciones como monitorear las actividades de sus hijos, usar estrategias positivas de disciplina, dialogo constante y conocer a los amigos de sus hijos.

    ¿CÓMO LOGRAR UN DIALOGO EFECTIVO?

    • La charla de un padre será más efectiva y esclarecedora si:
    • Se mantiene calmado y racional sin importar lo molesto que esté
    • Hacer preguntas, en lugar de hacer acusaciones o declaraciones precipitadas
    • Escuchar atentamente lo que dicen sin interrumpirlos
    • Tratar de entender la situación desde su punto de vista y por qué se han unido a la pandilla
    • Pregúnteles qué puede hacer para ayudar, en lugar de decirles qué tienen que hacer
    • Señalar los riesgos y las consecuencias de portar, o peor aún, usar una pistola o un cuchillo
    • Tratar de llegar a un acuerdo sobre qué hacer a continuación
    • Trabajar con ellos para encontrar alternativas a estar en la pandilla.

    ¿QUÉ PUEDO HACER PARA AYUDAR A MI HIJO?

    • Saber dónde y con quién está su hijo después de la escuela y durante sus salidas con amigos. Insistir para que se comuniquen por teléfono constantemente cuando están fuera de casa.
    • Insistir para conocer a sus amigos, incluso los nuevos amigos.
    • Comunicarse con el personal de la escuela y con la policía local si tiene inquietudes y preguntas o si necesita guía y asesoría.
    • No comprar ropa relacionada con pandillas, zapatos o accesorios. Tampoco permita que su hijo use estos artículos.
    • Si tiene dudas sobre un color o un logo, contacte a la policía local.
    • Establezca y haga cumplir un toque de queda.
    • Enfatice las características y talentos positivos de su hijo, ayúdelo a construir su autoestima y sentido de pertenencia a la familia.
    • Anime a su hijo a participar en actividades después de la escuela, como clases de música y arte o deportes.
    Pulsa aquí para conocer los recursos, servicios y programas disponibles en Nueva York.