Cómo ponerse a salvo de las corrientes de reseca

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cómo ponerse a salvo de las corrientes de reseca

    Flotar es una forma de ponerse a salvo de la furia del mar. (Publicado miércoles 20 de junio de 2018)

    NUEVA YORK – Un paseo por la playa en días de calor sofocante y un chapuzón en el mar es uno de los placeres veraniegos más esperado por los residentes de nuestra área, pero la furia de la naturaleza puede tornar una tarde apacible de sol y arena en una pesadilla.

    La tragedia más reciente que sacude el área tri-estatal es la desaparición de un pequeño de 10 años tras ser arrastrado por las olas en la playa de Long Beach, Long Island. La víctima y su hermano de 11 años intentaron nadar a la orilla al notar que el mar embravecía; sin embargo, solo el niño mayor pudo ponerse a salvo.

    Doloroso día de playa para familia de Long Island

    [TLMD - NY] Doloroso día de playa para familia de Long Island
    Doloroso día de playa para familia de Long Island.
    (Publicado martes 19 de junio de 2018)

    Nuestro mariólogo Pedro Montoro, de La Autoridad en el Tiempo, explica que las corrientes de resaca comúnmente se generan por los bancos de arena y los cambios de profundidad cerca de la playa y tienden a desarrollarse desde la orilla hacia mar adentro.

    Estas corrientes de resaca llevan el agua de vuelta desde la playa hacia el mar, arrastrando a los nadadores.

    Los bañistas pueden saber que están atrapados dentro de las corrientes de resaca cuando el oleaje los aleja rápidamente de la orilla.

    Desde un punto alto son fáciles de identificar, pero si notas una especie de "río" con burbujas que se aleja de la arena o ramas y objetos pequeños que se mueven hacia dentro del mar, entonces es posible que se esté generando una corriente de resaca.

    ¿Cómo ponerse a salvo?

    Lo primordial es mantener la calma y considerar que nadar con fuerza y rapidez en dirección a la playa no ayudará a llegar a la orilla a salvo.

    Lo recomendable para poder escapar de la resaca es nadar de forma paralela a la playa unos metros para salir de la corriente y desde ahí regresar a la seguridad de la arena.

    En caso de no poder nadar, debido a cansancio o un calambre, lo ideal es mantenerse a flote pataleando sin gastar energía. El agua salada le permitirá flotar. Intente hacer señales a los salvavidas.

    Asegúrate de nadar en zonas con bandera verde o azul y cuando hay salvavidas. La bandera roja o amarilla es símbolo de un mar alterado y peligroso.

    ¡Recuerda! Nada en paralelo a la playa y si te cansas, entonces flota sobre el agua salada.