Charro haitiano enamora a NYC con su alma mexicana

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Charro haitiano enamora a NYC con su alma mexicana

    NUEVA YORK – Cuando Guillermo Bisserette escuchó que el presidente Donald Trump se refirió de manera vulgar sobre inmigrantes de Haití y El Salvador, además de ciertas naciones africanas, lo primero que cruzó por su mente fue cantar con amor, desde lo más profundo de su ser.

    Bisserette, de 65 años, dijo que sintió un dolor punzante y una profunda indignación por el término despectivo que usó el mandatario; sin embargo, aquel día entonó las letras más gloriosas de los grandes compositores mexicanos, porque, como dice la canción tradicional, “cantando se alegran cielito lindo los corazones”.

    “Me sentí triste pero no vencido, yo le canto al amor no al odio o al irrespeto. Yo le canto a la alegría, al trabajo duro, a la gente buena, a los que luchan, a los que sueñan. Yo le canto a los inmigrantes y a Nueva York y a este hermoso país que tanto me ha dado”, expresó Bisserette.

    El Charro de Haití, como es conocido, aprendió español a los 13 años en una escuela de Puerto Príncipe. Le rogó a su madre que le permitiera aprender el idioma, animado por la música de José Alfredo Jiménez, Javier Solís, Pedro Infante y Jorge Negrete.

    “Me enamoré de la música mexicana desde muy niño, yo no sabía que significaban las palabras, no conocía el idioma. Yo le pregunté a mi mamá: ¿qué idioma es ese?, y ella me dijo que era español. Yo sentí ese folclor mexicano muy dentro de mí, me sentía mexicano”.

    Bisserette emigró a Nueva York en 1981 con la esperanza de abrirse paso como cantante, además de convivir con la comunidad mexicana de nuestra área, y con mucho esfuerzo lo ha conseguido. El gobierno mexicano lo ha reconocido como un expositor del folclor en el Festival Internacional de la Música Mexicana, que se realiza cada año en Mexicali, Baja California.

    Al festival acuden charros de países como Costa Rica, Panamá, Chile y Perú.

    “Ha sido un orgullo, es lo que soy. Soy un artista que siente amor, no tengo tiempo de odiar, porque mis sueños son más grandes. Me siento mexicano y estoy orgulloso de lo que soy”.