NY se une para recordar las víctimas del 11 de septiembre

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Homenaje a víctimas del 911

    Nueva York rindió tributo a los caídos del 11 de septiembre del 2001 en EEUU. (Publicado lunes 11 de septiembre de 2017)

    NUEVA YORK – Con fotos en mano y la lectura de los nombres de sus seres queridos que perdieron la vida hace 16 años, familiares de las víctimas del 11 de septiembre rindieron tributo este lunes ante el aniversario de los ataques en la zona cero.

    Con una ceremonia solemne y personal, cada 11 de septiembre desde la fecha del ataque terrorista más mortífero en suelo americano, un mar de personas se congrega para recordar a los caídos.

    Al menos 1,000 miembros de familia, supervivientes, rescatistas y funcionarios se reunieron cuando la ceremonia en el World Trade Center comenzó con un momento de silencio y campanadas. Luego de esto, los familiares comenzaron a leer los nombres de las casi 3,000 personas asesinadas cuando aviones piloteados por terroristas impactaron las torres gemelas, al Pentágono y un campo de Pensilvania, lanzando a Estados Unidos a una nueva conciencia sobre la amenaza del terrorismo global.

    Algunos de los presentes dijeron que no podían creer que habían pasado 16 años desde la tragedia, que "todavía se siente como ayer", como lo expresó Corina La Touche al honrar a su padre, Jeffrey La Touche.

    Para otros, fue una ocasión para dar las gracias a los primeros socorristas y miembros de las fuerzas armadas o para abogar por un retorno al sentido de unidad que sentían después de los ataques.

    Dieciséis años más tarde, los ritmos tranquilos de la conmemoración se han convertido en costumbres: una recitación de todos los nombres de los muertos, momentos de silencio, campanadas y dos poderosos rayos de luz que brillan a través de la noche.

    Las banderas en los edificios del gobierno del estado de Nueva York fueron elevadas solo a media asta en memoria de los ataques terroristas. El gobernador Andrew Cuomo dijo que el estado también está honrando a los primeros auxilios que respondieron que eran "faros de luz durante nuestro día más oscuro".

    A las 8:46 am, en el momento en que el vuelo 11 de American Airlines golpeó la torre norte, oficiales de la policía de Nueva York a lo largo de los cinco condados que no participaron el fatídico día hicieron una formación frente a sus respectivos comandos para recordar a su compañeros del orden que fueron asesinados en la línea de servicio hace 16 años. Fue también al mismo tiempo que el primer toque de campanas se realizó.

    Hubo un momento de silencio a las 9:03 de la mañana, el momento en que el vuelo 175 de United Airlines golpeó la torre sur. Otro seguido 34 minutos más tarde para marcar el tiempo American Airlines vuelo 77 golpeó el Pentágono. Se celebraron otros momentos de silencio para marcar la caída de las torres norte y sur.

    El presidente Donald Trump, nativo de Nueva York que observó el aniversario por primera vez como líder de la nación, tuvo un momento de silencio en la Casa Blanca con la primera dama Melania Trump. También planeó participar en una observación del 9-11 en el Pentágono.

    La ceremonia se realizó en medio del monumento en honor a las víctimas, el cual está conformado por piscinas de cascada y las líneas de árboles en la plaza conmemorativa del 11 de septiembre. Esta se esfuerza por ser apolítica: los políticos pueden asistir, pero desde 2011, no se les ha permitido leer nombres ni pronunciar comentarios.

    Mientras tanto, la reconstrucción y reimaginación continúa en la zona cero. La tercera de las cuatro torres de oficinas previstas se inaugurará el próximo año; así como una iglesia ortodoxa griega, al lado del sitio del centro de comercio, que fue aplastado por el colapso de la Torre Sur. El trabajo hacia un centro de artes escénicas de $250 millones continúa después de que un diseño fuera presentado el otoño pasado.

    Más recientemente, se anunciaron planes para transformar un claro herboso en la plaza conmemorativa en una pasarela y área dedicada a los trabajadores de rescate y recuperación del 11 de septiembre, incluidos los que murieron de enfermedades años después de haber estado expuestos al humo, polvo y cenizas en la zona cero.