Identifican al copiloto: Andreas Lubitz

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Identifican al copiloto: Andreas Lubitz
    FACEBOOK

    MONTABAUR, Alemania - Andreas Lubitz nunca dio señales de que sintiera algo distinto a emoción por haber conseguido un empleo en la aerolínea Germanwings, de acuerdo con quienes lo conocieron cuando era un adolescente en este pueblo de las zonas montañosas del occidente de Alemania.

    El jueves, fiscales franceses informaron que Lubitz, copiloto del vuelo 9525 de Germanwings "estrelló intencionalmente el avión contra la montaña".

    Vídeo: Copiloto quería destruir el avión, dice fiscal

    Vídeo: Copiloto quería destruir el avión, dice fiscal
    Un fiscal francés que investiga el accidente afirmó que hay indicios de que el copiloto tuvo la intención de destruir el avión.
    (Publicado jueves 26 de marzo de 2015)

    [En Fotos: otros grandes misterios de la historia]

    Integrantes del club de aviadores de su ciudad natal, Montabaur, donde renovó su licencia para pilotar aviones sin motor, dijeron que el hombre de 28 años parecía feliz de haber conseguido un trabajo en la aerolínea de bajo costo que pertenece al grupo Lufthansa.

    Tras comenzar a trabajar en Germanwings en septiembre de 2013, Lubitz parecía animado cuando volvió al club de pilotos LSC Westerwald e.V en verano para renovar su licencia haciendo unos 20 despegues. 

    Lubitz, relajado en el Golden Gate de San Francisco en esta foto verificada por la prensa alemana,  ha sido identificado como el copiloto del vuelo siniestrado.

    Video: recreación digital de la trayectoria del vuelo 9525 de Germanwings

    Video: recreación digital de la trayectoria del vuelo 9525 de Germanwings
    En este video se ha recreado el vuelo 9525 de Germanwings que terminó con un descenso sobre los Alpes y la muerte de las 150 personas que estaban a bordo de la nave.
    (Publicado viernes 27 de marzo de 2015)

    "No sé cómo alguien puede llegar a esa conclusión antes de que la investigación esté finalizada", dijo.

    "Estaba feliz de tener el empleo en Germanwings y le iba bien", dijo Peter Ruecker, quien es miembro del club desde hace tiempo y lo vio aprender a volar. "Estaba muy feliz, daba una muy buena sensación".

    El director del club, Klaus Radke, dijo que rechaza la conclusión del fiscal de Marsella acerca de que Lubitz puso al avión en descenso intencional y lo estrelló en los Alpes franceses cuando el piloto salió de la cabina.

    En la casa en que se cree viven los padres de Lubitz las cortinas estaban cerradas y había cuatro patrullas de la policía estacionadas en los alrededores.

    La policía no permitió que los medios se acercaran a la casa de dos pisos situada en un suburbio próspero de Montabaur, un pueblo situado a unos 60 kilómetros (40 millas) al noroeste de Fráncfort.

    Los vecinos se negaron a hacer comentarios y la policía pidió a los periodistas que se alejaran.

    TRAGEDIA EN LOS ALPES: en una cabina como ésta se fraguó la muerte de 150 personas. MIra aquí nuestro álbum de fotos sobre esta tragedia. También puedes hacer click en la foto.

    Lubitz aprendió a volar en un planeador blanco modelo ASK-21 de dos asientos que se encuentra en un pequeño hangar al lado de la pista de césped del club.

    Ruecker dijo que Lubitz era alguien "callado pero amigable" cuando llegó al club cuando tenía 14 o 15 años diciendo que quería aprender a volar.

    De acuerdo con la aerolínea fue adiestrado en Bremen antes de comenzar a volar aviones de Germanwings en septiembre de 2013. Ruecker dijo que Lubitz también recibió adiestramiento en Phoenix, Arizona. Al momento del choque había contabilizado 630 horas de vuelo.

    [Tema relacionado: Copiloto quería destruir el avión, dice fiscal]

    Entretanto, también fue identificado el tercer ciudadano estadounidense fallecido en el accidente, además de Yvonne Selke y su hija, Emily, de Nokesville, Virginia.

    Se trata de Robert Oliver, quien trabajaba para la compañía Desigual como coordinador de bienes raíces y administrador de proyectos para los territorios alemanes, austriacos, suizos y polacos.

    La empresa confirmó que, junto a Oliver, también falleció otra empleada, Laura Altamira. Ambos trabajaban en la oficina de la ciudad de Barcelona, en España.

    [Tema relacionado: Avión caído: tres de las víctimas eran de EEUU]