ny subway

Violencia sin fin en el subway de NY: mujer acaba con la espalda rota tras empujón

La ola de ataques violentos no cesa en el metro de Nueva York luego de que una mujer y un hombre fueran atacados en incidente separados.

Telemundo

NUEVA YORK - Los ataques al azar (y los homicidios) en el sistema de tránsito de la ciudad de Nueva York continúan sembrando el pánico entre los neoyorquinos que dependen de este servicio, a pesar de las garantías del alcalde y la gobernadora de que los trenes del subway son seguros.

Más ataques no provocados en los días posteriores a la implementación de una nueva iniciativa de seguridad solo sirven para reforzar las preocupaciones entre muchos viajeros, y el último ataque es prueba de ello, luego de que una mujer terminara con la espalda fracturada tras ser empujadas por las escaleras del metros; esto, mientras que un hombre también fue víctima de un violento ataque en el tren L en un ataque separado.

Según la policía de Nueva York, la mujer de 22 años estaba en una plataforma del tren 7 en dirección norte en la estación 82nd Street-Jackson Heights en Queens alrededor de las 5:30 a.m. del domingo cuando un extraño la golpeó en la cara y la empujó por un tramo de escaleras que conducen a la zona del entrepiso.

La víctima dice que sufrió moretones e hinchazón en la rodilla, el hombro, la mano y la columna vertebral, y los médicos en un hospital le diagnosticaron una fractura por compresión en la espalda.

Lo más insólito aún: a la mujer no le robaron nada y no se compartió ningún motivo posible del ataque. Los policías publicaron un video de vigilancia de ese sospechoso para dar con su paradero.

Isabel Peralta-Hill nos brinda los detalles.

Cualquier persona que tenga información sobre este incidente puede llamar a la línea directa de Crime Stoppers del NYPD al 1-800-577-TIPS (8477) o, para español, al 1-888-57-PISTA (74782). El público también puede enviar sus sugerencias iniciando sesión en el sitio web de CrimeStoppers o en Twitter @NYPDTips.

También, la policía de Nueva York reportó en las últimas 24 horas un ataque no provocado el 13 de octubre contra un joven de 18 años cuando se bajaba de un tren 6 en dirección norte a media tarde en El Bronx. Esa víctima terminó golpeada en la nuca. Se negó a recibir atención médica en el lugar.

Ese mismo día, alrededor de cinco horas en Brooklyn, la policía dice que un pasajero de metro de 21 años en un tren L recibió múltiples puñetazos en la cabeza y el cuerpo después de que un extraño se le acercó y comenzó a discutir, dice la policía. El atacante salió corriendo cuando el tren se detuvo en la estación de la calle Jefferson y la víctima fue a un hospital por hinchazón y moretones en la cara.

La policía publicó una imagen de vigilancia de ese sospechoso (abajo).

brooklyn subway attack
Este es el sospechoso buscado en el ataque de Bushwick.

PLAN PARA FRENAR LA VIOLENCIA EN EL METRO

Los últimos ataques se producen después de que el alcalde Eric Adams y la gobernadora Kathy Hochul revelaran un nuevo plan para frenar la violencia en el metro, ya sea dirigida o no, en un intento por calmar las preocupaciones del público mientras la MTA en apuros busca continuar su lenta recuperación de la pandemia.

Durante el fin de semana, los demócratas dijeron que planeaban dar luz verde a más de mil turnos de horas extras todos los días diseñados específicamente para aumentar la cantidad de oficiales uniformados que patrullan las plataformas y los trenes. La financiación de 1,200 turnos adicionales representaría 10,000 horas más de patrulla cada día. Su anuncio del fin de semana también solicitó dos nuevas instalaciones psiquiátricas para pacientes hospitalizados para ayudar a las personas que experimentan problemas graves de salud mental.

Hochul dijo que parte del plan incluye que la policía de la MTA centre los recursos en las estaciones conectadas a los cuatro principales centros de trenes de cercanías: Penn Station, Grand Central, Atlantic Terminal y Jamaica Station, una medida que, a su vez, permite a los oficiales de la policía de Nueva York aumentar la cobertura a través del sistema. Es posible que los pasajeros del metro esta semana también hayan notado anuncios en ciertas estaciones que les recuerdan que la policía está disponible en el área si necesitan denunciar un delito o una inquietud.

"Policías, Cámaras y Cuidado", es como Hochul denominó la serie de iniciativas, incluye capacitación ampliada en salud mental previamente brindada a la policía del estado de Nueva York y a los socorristas en intervención de crisis. La capacitación estatal ahora se brindará a la policía y otros socorristas de la ciudad específicamente involucrados en el transporte de personas que necesitan una evaluación psiquiátrica.

Los oficiales electos reconocieron la percepción de violencia que azota al transporte público. Los líderes de la ciudad dicen que ha habido una caída en el crimen, pero los nueve homicidios dentro de la MTA este año han creado un desbordamiento de frustración que dijeron que deben abordarse de frente.

"Debemos abordar tanto la percepción como la realidad de la seguridad, y la asociación ampliada que estamos anunciando hoy con el gobernador Hochul hará precisamente eso, al mismo tiempo que se construyen los éxitos de nuestro Plan de seguridad del metro. La conclusión es que los pasajeros verán más oficiales en el sistema, y ​​también lo harán aquellos que estén pensando en infringir la ley", dijo Adams.

Enviar decenas de oficiales adicionales al sistema de tránsito es un método que ya está en la caja de herramientas del alcalde. Su plan de seguridad del metro anunciado a principios de año desplegó policías adicionales después del inicio de su administración.

Adams dijo que 40% de los asesinatos en tránsito fueron cometidos por personas con graves problemas de salud mental. Entonces, el siguiente paso es abordar la salud mental. El estado ha prometido 50 nuevas camas para pacientes hospitalizados, bajo un nuevo plan para esencialmente, tener personas comprometidas. Mientras tanto, un nuevo análisis de la policía de Nueva York muestra un aumento en los arrestos por delitos graves entre las personas con enfermedades mentales.

Contáctanos